Última hora

Última hora

Philippe Starck: "Soy autista y vivo en una autarquía casi total"

Leyendo ahora:

Philippe Starck: "Soy autista y vivo en una autarquía casi total"

Tamaño de texto Aa Aa

A Philippe Starck no hay ámbito que se le resista. El eclecticismo es la palabra que mejor define al diseñador francés por excelencia. Sus trabajos abarcan desde objetos cotidianos hasta barcos o trajes espaciales. La polémica también ha rodeado a Starck en algunas ocasiones, pero probablemente sea su infinita creatividad la que le ha permitido salir airoso de cualquier aprieto.

  • Philippe Starck nació en París en 1949
  • Su carrera como diseñador empezó en los años 80
  • Su trabajo abarca desde cepillos de dientes hasta hoteles o el interior de la nave espacial Virgin Galactic
  • Las obras de Philippe Starck se pueden ver en los museos europeos y estadounidenses

Euronews: Hace décadas que usted es un creador, pero da la impresión de que tiene todos los días un montón de ideas…

Philippe Starck: Pienso que hay que considerarlo como una mezcla de muchas cosas, pero la base es una enfermedad mental. Una enfermedad mental que comprendemos cada vez mejor gracias a las resonancias magnéticas del cerebro, que muestran diferentes arquitecturas, diferentes conexiones entre las sinapsis y así sucesivamente. Cuando somos jóvenes, queremos expresarnos, queremos existir. Yo lo he hecho, pero ya no soy joven., ya he vivido gran parte de mi vida y sigo adelante. Creo que el deber principal para merecer existir es servir.

E: ¿Y usted a quién sirve exactamente?

P.S.: Sirvo a mi comunidad. Usted sabe que cada uno tiene su tribu. Cada uno representa a su tribu. Nunca debemos pensar por los demás. Hay que pensar por uno mismo, por su esposa, por su hija, por su madre, por sus amigos y ahí estamos en la verdad y la honestidad, que es lo contrario del márketing, y así las cosas pueden funcionar. Y la tribu del al lado tendrá otro diseñador, y la de al lado otro. No hay que intentar ser el diseñador de otro.

E: Y su inspiración, usted lo dice, viene de sus sueños…

P.S.: Bueno, soy autista. Afortunadamente a un nivel muy bajo, pero claramente autista, así que….

E: ¿Cómo lo sabe?

P.S.: Cuando no se habla con nadie, cuando no se ve a nadie, cuando no se ve la televisión, cuando no se llega a comprender si nos explican algo, cuando se prefiere estar solo que acompañado, se acaba por entender ciertos mecanismos. Y este autismo me hace vivir en una autarquía casi total, no tengo ninguna información del exterior. Lo que me interesa lo encuentro a través de mi profunda curiosidad y mi amor profundo por nosotros, los seres humanos, por lo que somos.

E: Pero si está aislado de todo el mundo, ¿cómo puede saber quienes somos?

P.S.: Porque nosotros somos nosotros, es muy fácil. Usted se vale por si misma para comprender ciertas cosas. Después, yo voy a ver al técnico de sonido aquí y voy a comprender otras cosas. Además están todos los signos, los nanosignos inconscientes emitidos por la sociedad para poder comprender. Y lo que resulta interesante al trabajar así es que no estamos en las mismas corrientes de pensamiento. Así se evita repetir y repetir lo que la gente dice en las cenas y los cócteles.

E: Esta es una pregunta de uno de nuestros internautas, Yannick Giresse: ¿Cuáles son los obstáculos que ha encontrado en su carrera?¿Cómo ha llegado a este punto?

P.S.: No hay obstáculos. Uno empieza poco a poco, comienzas a dibujar en una clase, el profesor te echa porque nunca trabajas. Nunca he hecho un examen porque no he sido capaz de aprender nada. Un día el profesor ve que el dibujo es interesante y es la primera vez que vas a comerciar: me das tus dibujos y te dejo en paz.

Vivo de mis diseños y de mis creaciones desde que tengo cinco años. Y poco a poco, haces esto para un amigo, haces aquello para su pueblo, haces lo de más allá para su país. Después alguien en la otra punta del mundo dice “el pequeño francés no lo hace mal” y empiezas a construir, construir y construir. Por eso es importante ser honesto, porque si haces cualquier cosa mal, se sabrá inmediatamente. Así que la honestidad, la implicación en lo humano, la implicación en la creatividad, el trabajo constante en uno mismo y en los otros y el mayor conocimiento estructural es un todo, así que no hay obstáculos.

E: ¿Cree que en Francia, en Europa, se hace lo suficiente para ayudar a los jóvenes que quieren montar una pequeña empresa de diseño?

P.S.: En primer lugar, el diseño no es la cuestión, no importa si eras diseñador o no…

E: Hablemos entonces de los empresarios jóvenes…

P.S.: Permítame decir que uno puede hacer lo que sea donde sea. Había gente en los campos de concentración de Dachau y Treblinka que hicieron radios con patatas, que encontraron formas de intentar escapar. En fondo de un agujero o en el fondo de una mina todavía hay una forma de sobrevivir. Así que en cualquier situación siempre puedes hacer algo. Es lo que es bonito y emocionante. Si fuera fácil, ¿quién lo haría?. Nos quedaríamos en la cama, que también es fácil.

E: Me gustaría volver a algo que ha dicho antes, que no es parte de la corriente principal. Pero se le reconoce como el mejor diseñador del mundo actualmente. ¿Le molesta esta etiqueta o lo tiene asumido?

P.S.: No hay que confundir la imagen pública con la imagen privada. Ustedes los medios necesitan gente de la que poder hablar, para poder contar cosas. Pero eso no quiere decir que esos con los que hablan sean realmente famosos. Si ve los periódicos, rara vez nos verá a mi mujer y a mí. Me podrá ver en un programa de televisión y si me gusta el programa, podemos hablar de cosas que no sean estúpidas, pero aparte de eso, no somos celebridades en absoluto. Vivimos como monjes. Puede parecer un poco extraño, pero digamos como monjes con lujos, como monjes extraordinariamente bien organizados, pero como monjes. Es difícil encontrar a gente a la que le vaya menos ser famoso.

E: ¿Es usted una persona que crea división de opiniones?

P.S.: Es increíble ver hasta qué punto algunos me adoran. Hay gente que cree que soy Dios, evidentemente es ridículo. Hay gente que no me puede ver sin llorar, que solo se casaría si yo estoy allí. .Es una locura, una idiotez. Es escandaloso. Y luego hay otros que me odian. Los que estarían dispuestos a matarme lo harían por razones que se me escapan, no pueden decir que yo les haga ningún daño.

E: También hay algunos que no son tan extremos y que dicen que es usted un personaje bastante contradictorio. Por un lado habla mucho de ecología, pero por otro, una de las materias que más usa es el plástico. ¿Cómo explica esta contradicción?

P.S.: Si hay alguien que no es contradictorio, ese soy yo. Usar plástico puede ser mucho más ecológico que cortar árboles o matar vacas. Es la forma en la que lo hacemos y con quién lo hacemos. Evidentemente todos los días promuevo el plástico, y ahora estamos usando plásticos ecológicos, así que es totalmente coherente trabajar con materiales sintéticos y cuidar la naturaleza. Simplemente hay que ser cauteloso con los análisis rápidos que todo el mundo hace.

E: Precisamente, sobre esto tenemos una pregunta de un internauta. ¿Calcula los daños colaterales —medioambientales y sociales— generados por sus creaciones?

P.S.: ¡Evidentemente!¡Nosotros lo hacemos!. Por eso desde hace algunos años intentamos sustituir la venta de mobiliario por el alquiler. Hemos visto que no funciona, que la persona no podría devolver los muebles. Es por el motivo por el que desde hace unos años trabajo en la era post-plástico. ¿Qué pasará cuando el petróleo haya desaparecido y no haya más plástico, que representa la comodidad y también la necesidad de un 80% del mundo que es pobre?

La contaminación no es la cuestión en si misma. La contaminación es lo que compramos. Así que el primer movimiento ecológico sería, ¿qué es lo que verdaderamente necesito?. Y eso se aplica a cualquier persona, a mi también evidentemente, pero a cualquier persona.

E: Hablemos de esta maravillosa casa que usted acaba de terminar. Ha sido necesario un largo periodo para construirla. ¿Está contento con lo que ve?

P.S.: Antes de saber si estamos contentos, hay que saber si hemos logrado el objetivo. El objetivo es una obsesión de hace al menos 30 años. Hoy en día las casas son caras. Siempre he intentado evitar los riesgos: proponer hoy una casa con 35 planos, que produce más energía de la que consume, cuya arquitectura es totalmente neutra para que la gente la sienta como suya. Por último la casa tiene muchos parámetros, es un servicio que quería dar. No he terminado de desarrollar todo el sistema porque tenemos un precio razonable, pero pienso que si entráramos realmente en el proceso de industrialización, podría tener el precio de un coche.

E: ¿Cuál sería el precio de esta casa?. Tiene cinco habitaciones, un bonito salón…

P.S.: La casa es grande porque tengo cinco niños. No todo el mundo los tiene. Debe tener unos 300m2 y el precio debe ser de uno 2000 euros por metro cuadrado. Para una casa de estas cualidades es un precio accesible.

E: Es decir, unos 600.000 euros…

P.S.: Pero es un precio justo. Aquí no estamos haciendo aspavientos, no estamos buscando el efecto publicitario, no decimos que es la casa más barata del mundo porque no es verdad, no es posible. Si la hacemos más barata, no duraría.. Y la longevidad, la transmisión, la herencia, son palabras que estaban un poco obsoletas. Yo creo que la herencia es hoy una palabra de vanguardia.

E: Pero cuando hemos hablado con personas de su entorno nos han dicho que el metro cuadrado estaba en los 4.500 euros…

P.S.: No, son 4.500 euros con todos los extras. Yo garantizo una plataforma de gran calidad. Después si alguien quiere una piscina, se la compra, si quiere unas cortinas, lo mismo. Pero es nuestro deber tener todo en el catálogo.

E:¿Eso también entra en sus principios democráticos?. Porque una casa descrita como ecológica y democrática, ¿a este precio continúa siendo democrática?

P.S.: Evidentemente sí. Por las razones que ya he dicho. Es un precio justo, que es bastante bajo, vamos a decir medio, por lo que es bastante justo.

E: Me gustaría hacerle una pregunta de uno de nuestros internautas que se llama Mister Green que dice: ¿Qué es más importante para usted?¿la funcionalidad o la belleza?

P.S.: Este Mister Green es simpático. Es formidable que tenga internet, que tenga un ordenador, porque creo que esta pregunta es del siglo XVIII. La funcionalidad lo es todo. Incluso un poema tiene una funcionalidad. Un poema será bueno en un momento porque el ritmo del poema tiene encanto. Las imágenes creadas por las palabras van a darnos ideas. Y al final la joven a la que le recitas el poema va a caer en tus brazos. La funcionalidad será respetada por completo. No hay nada bello que antes no sea estructurado para ser funcional.

E: Si seguimos con la palabra funcionalidad, usted ha colaborado con Riko (www.starckwithriko.com) en esta casa, pero también con otra mucha gente, uno de los más célebres es Steve Jobs. Ha trabajado en su barco. ¿Cómo surgió y cómo fue este trabajo?

P.S.:No quiero hablar mucho de esto porque fue un proyecto privado y Steve Jobs tenía una especie de adoración por el secreto, así que no me debo alargar mucho sobre este asunto. Podemos decir simplemente que en un determinado momento, decidió que quería tener un barco, porque al principio no quería, pero después quiso darse el lujo, se lo merecía porque había trabajado mucho. Y entonces preguntó a todo el mundo sobre personas que tuvieran su filosofía y visiblemente no había nadie más que yo.

Diré que el barco que diseñé, aunque él dice que lo diseñó él, pero esta es su famosa distorsión de la realidad, yo lo diseñé en hora y media o dos horas, y le di la maqueta. Él dijo que era algo mejor de lo que alguna vez había soñado y después, durante siete años, no volvimos a tocar el barco. Por otro lado, Steve y yo discutimos sobre todos los detalles. Fue un trabajo duro, porque Steve era extraordinariamente exigente, podemos decir que era un dios de la exigencia, del rigor, de las manías y yo soy el emperador, así que todo era puramente filosófico.

E: Me gustaría que me comentase algo que dijo: “No volverá a existir un barco de esta calidad porque nunca más dos locos se volverán a juntar para realizar un trabajo semejante.”

P.S.: ¡Es verdad!.¡Es imposible!. Nadie hará lo mismo, porque fue un juego mental entre dos personas. Era, para él tanto como para mí, una visión, una prueba, una búsqueda de otra cosa. Una especie de negación del materialismo. Una paradoja total porque diseñar un barco, que no recuerdo exactamente, pero de unos 80 metros, que es una negación del materialismo, no es fácil, pero lo conseguimos. Y no creo que haya otras personas que se preocupen de las mismas cosas, que compartan la misma filosofía, pero sobre todo no serán capaces de dejarse la misma energía mental que nos dejamos. No, no ocurrirá jamás que se vuelva a construir un objeto desde esta locura maniaca.

E: Ha dejado entrever que las cosas no terminaron bien entre ustedes, que él se apropió de una parte del diseño del barco. ¿Se puede decir que superó esto sin amargura?

P.S.: No respondo a ese tipo de preguntas. Son cotilleos en los que no estoy interesado.

E: Cierto. Pasemos entonces a Virgin Galactic, otro proyecto en el que ha trabajado. Tiene un billete para ir al espacio en uno de los primeros viajes. ¿Cómo ve este viaje con rumbo a lo desconocido?

P.S.: Para Virgin Galactic, yo era principalmente una especie de guardián del templo. El guardián de la filosofía. Una vez más, disculpen que me repita. Porque hay mucha gente que dice que es el último chisme de los ricos. Después del Rolls Royce, del yate, del avión, vamos a gastar el dinero en el espacio. Si y no.

Hoy, la conquista del espacio, la apropiación del espacio, no somos nosotros los que la hacemos, es el ejército. Y yo no quiero dejar el porvenir de mis nietos y de mis bisnietos en manos de los militares. Por tanto privatizar el espacio y después democratizar el espacio a través de una reducción de costes es una etapa. No es una finalidad, pero es una señal importante en una dirección.

E: ¿Cómo siente personalmente su viaje al espacio?

P.S.: Personalmente tengo un pequeño problema porque entre el momento en el que comencé en Virgin y ahora he tenido varias crisis de claustrofobia. Y tengo un pequeño problema con pasar por la centrifugadora, no sé si voy a poder porque no ayuda en absoluto.

E: Fue el director artístico del proyecto. Diseñó los trajes espaciales. Pero leí que al principio quería que las personas fuesen desnudas al espacio. ¿Es así?

P.S.: ¡No, eso es una broma¡. Creo que lo dije un día, no me acuerdo, es mi estilo de bromas…¡Ah, si!. Lo dije, lo dije, en efecto. Quería que las personas llevaran lo mínimo para que realmente pudieran sentir la experiencia sin obstáculos. Hay una regla: cuanto más haya de materia, menos habrá de humano. Y este es un viaje, para ciertas personas, extraordinario. Y lo que hace falta en este momento es no sentirse incómodo por las costuras, no sentir el cinturón del pantalón. Hay que estar en contacto con el sueño de cada uno. Por tanto, me gustaría mucho que los pasajeros fuesen desnudos. Sin embargo, si no es así, no interfiere demasiado en el sueño.

E: ¿De que creación se siente particularmente orgulloso?

P.S.: De mi vida. De mi vida y mi trabajo. Es muy paradójico. A la vez, no estoy en absoluto orgulloso de mi personalmente, porque nunca estoy suficientemente bien en relación a cómo pienso que debería estar. Por otro lado, ya soy bastante viejo. Creo que en quince años como máximo seré incinerado y entonces podré escribir con mis cenizas que fui un hombre honrado.

E: Vamos a terminar con una pregunta de Corinne Wenner. Philippe Starck ¿Podría diseñarme la felicidad?

P.S.: Sabe, hay una especie de obsesión enfermiza con la felicidad. Tenemos la impresión de que la vida tiene que ver con una obligación con la felicidad, como si la felicidad fuese el objetivo de la vida.

E: Siempre andamos buscándola…

P.S.: Yo en absoluto. Y me parece que es un poco estúpido, la verdad. Pienso que en primer lugar tenemos que cumplir con nuestro papel. O sea, somos como una cuerda trenzada, cada persona es una fibra, la recibimos cuando nacemos: de los padres, de la civilización, de la comunidad. Y vamos a tejer esa fibra en otra cuerda. El único deber que tenemos es hacer esta última mejor que la que hemos recibido, para dejar algo mejor a nuestros hijos. Yo lo hice lo mejor que pude. Hacer el trabajo, el trabajo de transmisión con la mayor belleza, con el mayor lirismo, con el mayor rigor, la mayor honestidad y mucho humor.