Última hora

Última hora

La seguridad energética se debatirá en la cumbre europea

Leyendo ahora:

La seguridad energética se debatirá en la cumbre europea

Tamaño de texto Aa Aa

Frente a la recesión económica, los desafíos del cambio climático y la alta dependencia de los combustibles fósiles, Europa busca la manera de avanzar hacia una economía más sostenible y con menos carbono. La seguridad energética es uno de los puntos más importantes de la cumbre europea. Y en este asunto Europa tiene mucho que ganar, como dice el activista Wendel Trio, de la Red de Acción del Clima-Europa: “Según los estudios de la propia Comisión, la Unión Europea podría reducir su factura de importación en unos 400 mil millones de euros si aprovechara todo su potencial de eficiencia energética. Hay muchas cosas que Europa puede hacer, promoviendo la eficiencia energética y las energías renovables para reducir nuestra dependencia de Rusia y de Oriente Medio ( en lo que se refiere a la importanción de combustibles fósiles ) y también sería muy bueno para el medio ambiente al mismo tiempo”.

El Ejecutivo comunitario se ha propuesto, de aquí a 2030, reducir en un 40% las emisiones de gas de efecto invernadero, aumentar en un 27% el uso de energías renovables y mejorar en un 30% la eficiencia energética.

Alemania y los países escandinavos quieren objetivos ambiciosos, pero otros países como Reino Unido y Polonia, argumentan que algunos de ellos podrían ser demasiado costosos.

La Comisión Mundial sobre la Economía y el Clima presentó recientemente un informe realizado por expertos de los cinco contienentes. Hemos hablado con su presidente ejecutivo, Jeremy Oppenheim: “En sectores con mucha intensidad energética, como la industria del acero y la química, necesitamos seguir innovando. Un paquete europeo que impulsa la eficiencia energética, que impulsa una mayor inversión en infraestructura, que impulsa la innovación, este es el contexto que garantiza a Europa jugar un papel en los componentes de alto valor de esas industrias globales”.

El paquete será una herramienta europea de negociación de cara a la próxima cumbre del clima que se celebrará en 2015 y donde se intentará llegar a un acuerdo internacional para reducir el calentamiento global del planeta por debajo de los 2 grados centígrados.