Última hora

Última hora

Cerca de un millón de ucranianos convertidos en refugiados

Leyendo ahora:

Cerca de un millón de ucranianos convertidos en refugiados

Tamaño de texto Aa Aa

Pianista precoz de 9 años, Hrystynka dejó Crimea después de la invasión rusa. La familia de la niña se negó a aceptar la ciudadanía rusa. Vendieron rápidamente su apartamento en Simferopol y se mudaron a un piso cerca de Kiev; un alquiler con opción de compra. Se lo toma de un modo constructivo: “Bueno tengo un montón de amigos aquí en Crimea, mis abuelos tambien pero nos hemos mudado, aquí hay más libertad.

La madre, Natalia Mykhaylichenko, explicó a Euronews su visión del refugiado: “Por supuesto, ahora hay demasiados refugiados. ¿Pero cuánta gente recibe de verdad alguna ayuda? Bueno, alguien ofrece una plaza en hospitales, residencias … Mi marido es una persona muy consciente y dijo que el país está en tal estado no puede cargar con nuestros problemas. Vamos a hacer lo que podamos”.

Solo unos pocos se las arreglan para establecerse por su cuenta. El estado sólo facilita pisos del 20 al 25% de los refugiados.
Olha Skripnyk, activista de los derechos humanos es una de los autoras de un proyecto de ley, que el Parlamento de Ucrania ha aprobado el pasado 20 de octubre. El objetivo es proteger los derechos de las personas desplazadas. El Estado tendrá que facilitar un alojamiento provisional durante seis meses por lo menos. El proyecto de ley simplifica las condiciones para que un refugiado tenga contrato de trabajo. También simplifica el registro en el paro.

Skripnyk, al frente del Centro Cívico Educativo Almenda conoce bien los casos de abusos al refugiado ucraniano: “Muchos empresarios les piden a las personas desplazadas que vayan a Donbas a buscar sus papeles de trabajo. Obligan a la gente a volver a un sitio en guerra. Ahora hay una ley que especifica claramente que todos los desplazados internos pueden reclamar un sistema de gestión administrativa simplificado”.

Los únicos artículos de la ley que fueron rechazados en el parlamento fueron los que atribuían a los desplazados el derecho a comprar suelo en las mismas condiciones que los nacionales y la aplicación de impuestos a la ayuda humanitaria internacional.

Skripnyk explica que “no habrá impuestos para la Ayuda Humanitaria que venga del extranjero; pero si se trata de ayuda humanitaria del país se aplicarán los impuestos habituales”.

A mediados de octubre la sección de Ayuda Humanitaria y Proteción Civil de la Comisión Europea cifraba en 402.000 las personas desplazadas por la guerra en Ucrania. Casi medio millón más habría huído a oltros países.

Cifras que podrían ser muy superiores dada la inexistencia de un sistema de registro centralizado.