Última hora

Leyendo ahora:

UE-Ucrania: expectativas y decepciones


Insight

UE-Ucrania: expectativas y decepciones

Ucrania celebra elecciones parlamentarias extraordinarias en un momento político y económico delicado, pero también con la esperanza de un futuro más cerca de Europa. Se han visto muchas banderas de la Unión Europea en Kiev y en otras ciudades del país.

En la cumbre de Vilna, la capital de Lituania, celebrada en noviembre del año pasado, el entonces presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, se negó a firmar el Acuerdo de Asociación con la UE, cediendo a las presiones de Rusia.

Euromaidán, el movimiento opositor al Gobierno y partidario de la integración en la Unión Europea, salió a la calle para protestar. La Unión intentó mediar entre los manifestantes y el Gobierno.

Vladímir Putin firmó la anexión de Crimea a Rusia, después de un referéndum y Ucrania advirtió que no se resignaría a perder parte de su territorio.

Según algunos expertos la Unión Europea reaccionó a esta anexión tarde y mal, lo mismo que con la crisis de Ucrania. Aunque después de varios meses de conficto, la UE impuso sanciones económicas a Rusia.

Las nuevas autoridades ucranianas firmaron el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, primero la parte política y más tarde la económica. La Unión recordó que este documento no implicaba la adhesión.

Ucrania presento su “Estrategia 2020”, unas 60 reformas con programas sociales que prepararán al país para solicitar ser miembro de la UE dentro de 6 años.

Pero el proceso de adhesión suele ser bastante más largo para los países que quieren formar parte del bloque comunitario. Para saber más sobre la relación entre la Unión Europea y Ucrania y las posibilidades que tiene que este país de formar parte del bloque, hemos hablado con Svitlana Kobzar, analista política (Vesalius College).

Natalia Richardson-Vikulina, euronews:
Muchos ucranianos esperan que tras la firma del acuerdo de Asociación Ucrania pueda unirse a la UE en un futuro cercano. ¿Hasta qué punto esto es verdad?

Svitlana Kobzar, analista:
“Los ucranianos tienen que pensar en comunicar el mensaje sobre las perspectivas de adhesión a los diferentes Estados miembros. Por supuesto que no es fácil. Como sabemos los líderes europeos han sido muy cuidadosos con el lenguaje relacionado con las perspectivas de adhesión. De hecho se ha debatido mucho sobre este asunto. Pero en realidad si nos fijamos en la opinión pública europea, el 52-53 % de los europeos apoya la candidatura de Ucrania a la adhesión. Pero cuando hablamos de élites el discurso es mucho más conservador”.

euronews:
¿Cree usted que, en general, hay un sentimiento en la Unión Europea en contra de la ampliación, especialmente cuando hablamos de Ucrania?

Kobzar:
“Si nos fijamos en el actual Parlamento Europeo muchos podrían pensar que el euroescepticismo ha ido creciendo. Pero tenemos que tener cuidado cuando interpretamos los datos de las elecciones europeas y si realmente representan lo que piensan la mayoría de los europeos. Por supuesto, los problemas económicos y la desaceleración de la economía han provocado que muchos europeos estén cansados de la ampliación y sean pesimistas. Pero incluso con esta situación tan difícil más del 60% respondieron a la encuesta del Fondo German Marschall diciendo que los europeos deberían apoyar más a Ucrania a pesar de la presión de Rusia”.

euronews:
¿Cree que es realista que Ucrania se convierta en un país candidato a la UE en 6 años, como ha prometido el presidente Poroshenko?

Kobzar:
“Creo que el ritmo de las reformas ha sido bastante decepcionante. Pero teniendo en cuenta el factor humano creo que sí podría darse el caso. Si esto se puede hacer en seis años, es probablemente bastante optimista, pero es lo mismo que si queremos llegar a la luna o a las estrellas y terminamos en algún lugar cercano”.

euronews:
Hace casi un año, Ucrania no firmó el Acuerdo de Asociación porque Rusia presionó a Yanukóvich. ¿Por qué Europa no se dio cuenta de ese riesgo?

Kobzar:
“Los europeos han estado intentando implicar a Rusia en materia de política de vecindad y participar en el diálogo no solamente con Rusia sino con otros países vecinos. Pero Rusia no ha querido participar, lo que ha querido es diferenciarse como socio estratégico. Hace años a ellos no les preocupaba mucho la integración económica pero ahora se han dado cuenta de que la integración económica cambia las sociedades, cambia a las personas, la gente se vuelve mucho más receptiva con lo que hace el Gobierno y pide cuentas a las autoridades. Ucrania estaba a punto de embarcarse en todos estos cambios, algo que se convirtió en una amenaza para Rusia”.

En euronews estamos orgullosos de contar con periodistas en todo el mundo listos para presentarles los puntos de vista locales sobre las noticias internacionales. Lea más sobre este tema en la lengua en la que ha sido escrito.

siguiente artículo

Insight

Járkov, tierra de acogida para los refugiados de Donestk