Última hora

Última hora

Serguei Mikheev, director del Centro de la Coyuntura Política: "Ucrania depende de las relaciones con Rusia"

Leyendo ahora:

Serguei Mikheev, director del Centro de la Coyuntura Política: "Ucrania depende de las relaciones con Rusia"

Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué sistema, qué fuerzas políticas y que Ucrania emergerán de las urnas tras las elecciones legislativas del domingo?

¿Que relaciones condicionará el nuevo parlamento con Rusia?

Es uno de los principales desafíos de estas elecciones.

Existe el riesgo cierto de que suba al poder una ola de políticos antirrusos que no contribuirán a relajar las tensiones entre los dos vecinos.

Y bastante más que tensiones se acumulan desde hace meses. El tan esperado encuentro de los presidentes Putin y Porosenko en Milán, la semana pasada propiciada por la Unión Europea no aportó avance alguno. Tan solo un acuerdo sobre distribución de gas.

Para los demás, sobre el terreno las espadas siguen en alto.

Mientras siguen los combates en la región de Donetsk, los separatistas prorrusos de la capital de Donbass celebraron el domingo su primera y autoproclamada fiesta nacional.

Una manera más de decir que quieren estár lo más lejos posible de Kiev. Tanto como de estas elecciones.

De hecho, cerca de un cuarto de los ucranianos se abstendrán. Una situación que permitirá a los separatistas y a Moscú denunciar el proceso electoral como ilegítimo.

Rusia dice no participar de modo alguno en estas elecciones. Sin embargo las afirmaciones de su ministro de Exteriores Sergei Lavrov son bastante explícitas: “No podemos perder Ucrania, porque Ucrania no es un grupo de personas que dieron un golpe y tomaron el poder. Ucrania no son esos nazis que siguen desfilando en Kiev y otras grandes ciudades, que cometen actos de vandalismo, destruyen monumentos y alaban a los cómplices de Hitler. Ucrania es el país más cercano y fraternal para nosotros “

Para pasar revista a las relaciones ruso ucranianas a la luz de las elecciones legislativas de Ucrania Sergueï Doubine ha entrevistado en conexión con Moscú al analista político y director del Centro de la Coyuntura Politica Serguei Mikheev.

- Sergueï Doubine, Euronews: Ya está claro que el nuevo parlamento no incluirá partidos prorrusos con todo lo condicional que pueda ser este apelativo. ¿Qué puede significar para el futuro de las relaciones entre Moscú y Kiev?

- Serguei Mikheev: Eso no augura nada bueno para las relaciones bilaterales porque muy probablemente en la Rada habrá gente llevada por una ola de populismo antirruso y al mismo tiempo muy militarizada. Creo que muchos de ellos van a intervenir, al menos en un primer momento como si estuvieran en una tribuna en la plaza de Maidan y eso no va a traer nada bueno ni siquiera a la propia Ucrania porque, no importa desde qué ángulo se mire, Ucrania depende mucho de las relaciones con Rusia y cuanto más radical sea la Rada, cuanto más contestataria, escandalosa y antirrusa, más problemas creará especialmente para la política exterior ucraniana”.

- Euronews: Precisamente en Moscú, no importa a qué nivel, podría subrayarse que la ausencia de esas fuerzas prorrusas del parlamento ucraniano traduce la falta de representación parlamentaria de una gran parte de la población del país que quiere fuertes vínculos con Rusia, sobre todo en el este del país. ¿Hasta qué punto esto puede llegar a complicar el diálogo entre Moscú y Kiev?

- S.M.: Hay que tener en cuenta que según los resultados de un sondeo publicado recientemente en Kiev y elaborado por un instituto sociológico ucraniano, incluso en Kiev, el 50 % de los encuestados se han pronunciado a favor de unas relaciones lo suficientemente estrechas con Rusia.
Algo que va en contra del discurso oficial del actual poder ucraniano. Eso quiere decir que toda esa gente no va a ser escuchada, no va a estar representada en el Parlamento. Al mismo tiempo es evidente que los representantes de las regiones de Lugansk y de Donetsk no irán al parlamento porque parte de esas regiones son repúblicas autoproclamadas y una parte de ellas están de facto bajo la ley marcial y sin duda la participación no será muy alta.

Tampoco será alta en las otras regiones de la autodenominada Novorusia, hablo de Jártov, Zaporijje, Odessa. la gente tiene miedo, simplemente, algunos han caído en una especie de apatía política y evidentemente el próximo parlamento ucraniano no será completamente representativo. ¿Qué se piensa en Moscú? Moscú no participa en estas elecciones en forma alguna, no apoya ninguna fuerza política y no tiene modo alguno de influir en la situación en el marco de la campaña electoral ni tampoco, por lo que sabemos, intenta hacerlo. Pero en general, repito, a ojos de Moscú, un parlamento así será visto como no legitimado del todo.

- Euronews: Está claro que ahora las relaciones entre los dos países son tensas, pero por razones de proximidad geográfica, cultural, económica, Ucrania y Rusia no pueden ignorarse mutuamente. ¿En qué medida este factor podrá ser tomado en cuenta por el nuevo parlamento, ahora o más adelante, en qué medida eso hará a la Rada más operativa?

- S.M.: Veamos en primer lugar quienes resultan elegidos en el Parlamento. Repito que en mi opinión habrá mucha gente que ha hecho una carrera relámpago subida a la ola del escándalo y a la que le será difícil cambiar de registro.
¿Pueden convertirse en políticos “del sistema” que traten de manera responsable especialmente las relaciones bilaterales? No lo sé. Creo que no será fácil sobre todo con el fondo de una campaña de información antirrusa muy dura que hoy se mantiene. En el parlamento habrá muy pocos profesionales, la gente del antiguo régimen. Esa gente, sea cual sea la actitud que se tenga ante ellos tenían experiencia en la política profesional.

Pero los candidatos de Maidan, así podemos llamarlos, o los salidos de las trincheras del sudeste, a decir verdad, soy muy escéptico sobre su capacidad para comprender la realidad política y trazar una estrategia a largo plazo. Puede que en un año o dos todo se haya tranquilizado y los pragmáticos prevalezcan pero en el futuro inmediato creo que será muy problemático.