Última hora

Última hora

Alerta de tsunami

Leyendo ahora:

Alerta de tsunami

Tamaño de texto Aa Aa

En Setúbal, Portugal, científicos de un proyecto europeo prueban un aparato que detecta automáticamente el crecimiento significativo de una ola y alerta a la gente de las playas más cercanas.

Alessandro Annunziato es el director del Laboratorio Europeo de Gestión de Crisis del Centro Común de Investigación en Ispra, Italia.

“Queremos probar que midiendo el nivel del mar en un cierto punto y analizando los datos en tiempo real, es posible lanzar una alerta en un punto completamente diferente”.

El sónar utiliza ondas acústicas para medir la distancia a la que se encuentra la superficie del agua. Si el agua se aproxima rápidamente, significa que una ola está pasando por el dispositivo.

“Normalmente el sónar está colocado en un soporte fijo, no como aquí que está sobre una base móvil y se mueve arriba y abajo para simular el ascenso o descenso del agua”, explica el investigador Daniele A. Galliano.

El movimiento del sónar recrea la llegada de un tsunami. En 1755 Lisboa fue destruida por una ola como esta.

“Esta curva representa la ola de un tsunami pasando por el sensor, así que la medida del peso del agua aumenta rápidamente”, dice Galliano.

Denis Loctier, euronews:

“El sistema ha detectado un cambio brusco del nivel del agua. ¿Dónde va ahora esa señal de alerta?”

Todos los datos de desastres naturales son monitorizados en el Laboratorio Europeo de Gestión de Crisis del Centro Común de Investigación en Ispra, Italia.

El Sistema Mundial de Alerta y Coordinación de Desastres (GDACS) funciona automáticamente, analizando las amenazas y avisando a los suscriptores por email, mensajes de texto y otros medios. La suscripción es gratuita y está abierta a todo el mundo.

“Monitorizamos no solo tsunamis, también terremotos, inundaciones, ciclones tropicales que se clasifican con colores; verde, naranja o rojo, dependiendo del riesgo que puedan suponer para la población”, explica Annunziato.

De vuelta en Setúbal, el mensaje de texto llega al panel digital de la playa en apenas 30 segundos, necesarios para que el aparato identifique y confirme una ola de tsunami, evitando falsas alertas. Esto proporciona casi cuatro minutos para evacuar la playa antes de que esta ola simulada golpee la orilla.

“Lo que hace que esta solución sea particularmente interesante es que combina la sirena con la información escrita en los paneles, y es algo único”, cuenta a euronews el investigador Fernando Carrilho.

Los resultados de esta prueba podrían ayudar a crear un sistema de alerta temprana internacional para proteger las costas europeas.