Última hora

Última hora

Mónaco: la alquimia de las artes escénicas

Leyendo ahora:

Mónaco: la alquimia de las artes escénicas

Tamaño de texto Aa Aa

En este último episodio de Mónaco Life, les propongo descubrir los Ballets, la Orquesta y la Ópera de Montecarlo, las joyas del principado.

El microestado de Mónaco brilla en la escena internacional. ¿Quiénes hacen posible ese éxito?

Abrimos el telón para descubrir un poco más sobre quienes han elegido poner su talento al servicio de principado.

“Quiero ser una bailarina profesional, asegura Marina Fernandes, joven bailarina brasileña. Siempre fue mi sueño desde que era pequeña y estar aquí es el primer paso hacia ese sueño.”

Al igual que Marina, los 43 alumnos de la Academia Princesa Grâce están en Mónaco para realizar su sueño. Trabajan su arte entre 6 y 8 horas diarias, seis veces por semana, durante cinco años.

Marina Fernandes es de Río de Janeiro, tiene 15 años y recuerda su primer año de internado.

“Era la primera vez que dejaba mi familia. Realmente era una vida nueva para mí. Pienso que ahora es como mi segunda casa.”

Una casa que se compromete a ayudar a estos jóvenes a encontrar la compañía de danza en la que su talento podrá desarrollarse al máximo.

Recién salido de la Academia, Mikio Kato, de 18 años, ya forma parte de la compañía de Ballets de Montecarlo. Este joven bailarín japonés se identifica con las creaciones de su director, el prolífico bailarín y coreógrafo Jean-Christophe Maillot.

“Cuando bailo las coreografías de Jean-Christophe, por supuesto hay que ser riguroso y respetar la historia; pero yo me siento a gusto. Así que me siento libre.”

El Ballet de Montecarlo cuenta con 50 bailarines de 25 nacionalidades diferentes. Durante dos décadas, Jean-Christophe Maillot ha dotado a la compañía de una identidad específica que combina lo clásico y lo contemporáneo, en una auténtica encrucijada de diferentes disciplinas.

Josu Zabala es director de la programación de los Ballets de Montecarlo:

“Jean-Christophe Maillot es un creador de gran intensidad, que cuenta con una paleta de enorme riqueza. Siempre suele trabajar con un compositor, un artista plástico, un pintor o un escritor para el libreto. Así que hay un gusto por la familia artística en un amplio sentido del arte.”

Mezclar los géneros, abordar el arte de manera transversal, lanzando puentes entre disciplinas…

…Una tradición en Mónaco desde hace más de un siglo.

Esta creatividad tiene sus orígenes en la sala Garnier, desde principios del siglo XX, como lo señala Jean-Louis Grinda, director de la Ópera de Montecarlo

“Fue un gran laboratorio para la ópera y el ballet del siglo XX. Tenemos ese mundo excepcional en el que se unían las artes de la danza, la música, las creaciones y también el arte pictórico con Picasso que diseñó el telón del escenario, y con otros grandes artistas que crearon los decorados, el vestuario, etc.”

La Orquesta Filarmónica de Montecarlo se presenta tanto en versión concierto como con los bailarines y cantantes líricos.

La Orquesta tiene fama de contar con los mejores violinistas de Francia y de Estados Unidos…

Liza Kerob es primera violinista desde el año 2000.

“Es una orquesta muy ecléctica, asegura Liza. Es una orquesta con músicos de todo el mundo. Es verdad que Mónaco hace soñar. El simple hecho de mencionar la orquesta de Montecarlo evoca algo a la gente. Y cuando uno tiene la suerte de formar parte de una orquesta tan buena como esta, uno tiene que entregarse a fondo y saborear el instante presente y la magia del momento.”

Este ha sido el broche de oro de nuestra serie Mónaco Life. Pueden ver nuestros episodios anteriores sobre el mar y sobre los monegascos en nuestro sitio internet : euronews.com/life. Hasta pronto en Euronews.

Para más información:

www.balletsdemontecarlo.com