Última hora

Última hora

Las legislativas ucranianas vistas desde Washington

Leyendo ahora:

Las legislativas ucranianas vistas desde Washington

Tamaño de texto Aa Aa

Las legislativas ucranianas han sido consideradas como un éxito por el presidente de Estados Unidos. Para Barack Obama se trata de un hito en el desarrollo democrático de Ucrania.

Avaladas como libres y limpias por la OSCE, las elecciones se han saldado con la neta victoria de los partidos proeuropeos, especialmente el del primer ministro saliente Arseni Yatseniuk, ahora legitimado en las urnas.

Pero esta victoria es también la del presidente ucraniano Petro Poroshenko, que incluso efectuó una visita sorpresa a este colegio electoral del Este del país. Con el aval de los electores, Poroshenko se dota de un amplio margen de maniobra para poner en marcha su plan de paz y salir de la órbita rusa. El jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, ha confirmado que Moscú reconocerá los resultados de los comicios.

Serguei Lavor. Ministro de Exteriores de Rusia:
“Estoy seguro de que vamos a tener interlocutores en el Parlamento de Ucrania y en el Gobierno, principalmente porque la fuerza principal en el Parlamento será el bloque de Petro Poroshenko, que es nuestro socio, el socio de nuestro presidente en el Acuerdo de paz de Minsk entre las autoridades de Kiev y los rebeldes de Lugansk y Donetsk. Y como saben, ese acuerdo se alcanzó con la ayuda de Rusia y de la OSCE”.

Pero hay sombras en el panorama, ya que cerca de tres millones de electores que viven en zona rebelde fueron excluidos de las legislativas del domingo.
Más preocupante aún, los separatistas del Este anuncian una votación el dos de noviembre, aunque Kiev les proponía celebrarlas el 7 de diciembre. También en esta ocasión, Rusia ha anunciado que reconocerá los resultados de esos comicios. Kiev y Occidente, en cambio, no lo harán.

Stefan Grobe. euronews:
Estamos en la Brookings Institution en Washington con Steven Pifer, exembajador de Estados Unidos en Ucrania. Hablemos de lo más destacado de las parlamentarias, que es el triunfo rotundo de los partidos pro-europeos y al mismo tiempo, la casi desaparición de las fuerzas prorrusas. ¿Era éste el resultado que Washington esperaba?

Steven Pifer:
Varias cosas han salido como Washington esperaba. La primera de ellas es el desarrollo del proceso electoral. Tanto los observadores electorales de la OSCE como otros observadores internacionales aseguraron que los comicios cumplieron los estándares democráticos.
Y esa fue la primera esperanza cumplida: que las elecciones fueran democráticas, es decir, que los electores hayan legitimado el proceso y que el voto refleje su voluntad.

En ese aspecto fue una buena noticia. Pero además, está el hecho de que una mayoría sustancial de los escaños serán para los partidos favorables a las reformas y a la Unión Europea. Creo que en Washington eso se percibe como la evolución lógica para Ucrania. Por eso, el hecho de tener ese potencial dentro del Parlamento es buena señal.

euronews:
El nuevo Gobierno tiene por delante enormes desafíos. Para empezar, las reticencias de Moscú a que Ucrania estreche sus lazos políticos y económicos con Europa. ¿Cree que Moscú adoptará una postura más agresiva y más dura hacia Ucrania?

Steven Pifer:
Bueno, creo que lo que se ha visto hasta ahora, es que los rusos no están dispuestos a facilitar una solución del conflicto en el Este de Ucrania. Y luego, por supuesto, está más a largo plazo el problema de Crimea, que aún es objeto de disputas.

Probablemente los rusos no estarán contentos con el resultado de las elecciones del domingo, aunque el ministro de Exteriores dijo que Rusia reconocería esos resultados. Si nos fijamos en esos resultados, sólo hay un partido, el Bloque de Oposición que parece afín a Moscú.

El hecho de que haya una representación tan escasa de partidos simpatizantes de Rusia en realidad es culpa de Rusia. En primer lugar, la agresión contra Ucrania ha cristalizado una identidad nacional en el país, que tiene a Europa como modelo.

Y en segundo lugar, los votantes en Crimea y en Donestk y Lugansk no pudieron ir a votar porque se les negó esa posibilidad, y esas son las zonas donde están los votantes prorrusos. Así que en parte, Rusia es responsable de esa merma del voto prorruso y de que sólo haya un partido afín a Moscú en el Parlamento.

euronews:
¿Cree que podría haber una marcha atrás si el nuevo Gobierno no consigue impulsar el empleo, y disminuir la inflación y la corrupción?

Steven Pifer:
Es una posibilidad, aunque hay gente como el presidente Petro Poroshenko, o como Arseni Yatseniuk, que parecen entender que Ucrania tiene una gran oportunidad y que no aprovecharla sería nocivo para el país, que retrocedería años, sino décadas.

euronews:
Usted conoce muy bien Ucrania, fue embajador de Estados Unidos en ese país. Si ocupara ese puesto actualmente, ¿qué le aconsejaría al Presidente Obama?

StwevePifer:
Creo que el mensaje de Estados Unidos y Europa a Ucrania debe ser político.
Ahora se dan las mejores condiciones posibles para formar una coalición mayoritaria en el Parlamento, tal vez incluso lo suficientemente amplia como para conseguir cambios constitucionales. Y algunas de las cosas que quieren hacer, por ejemplo, la descentralización del poder para transferir competencias de Kiev a las regiones, requieren la modificación de la constitución.

Ahora se puede formar ese tipo de coalición y hay un primer ministro y un presidente que pueden trabajar juntos. Esta es la mejor oportunidad para Ucrania, aunque las circunstancias sean muy difíciles. Así que creo que el mensaje desde Occidente debe ser: Ahora toca moverse en serio y acometer reformas que muestren y hagan realidad los valores que el país ha articulado en los últimos seis o siete meses.