Última hora

Última hora

El gobierno húngaro retira un impuesto a Internet por la indignación ciudadana

Leyendo ahora:

El gobierno húngaro retira un impuesto a Internet por la indignación ciudadana

Tamaño de texto Aa Aa

Internet no se toca. Es la lección que miles de húngaros celebran que ha aprendido el primer ministro Viktor Orbán; ha dado marcha atrás: no habrá impuesto por el uso de Internet. Al menos por ahora. Por eso se reunieron el viernes por la noche en el centro de Budapest unas tres mil personas. Celebraron la retirada de los planes gubernamentales que quería imponer por decreto un impuesto sobre uso de internet. El organizador de la protesta, Balázs Gulyás, dijo a los congregados: “Cuando el domingo nos reunimos decenas de miles y el martes cien mil, demostramos algo importante más allá de un impuesto a Internet. Se trataba de forza a un gobierno a retroceder, un gobierno al que no le gusta escuchar a nadie”.

El gobierno húngaro pretendió cobrar medio euro por gigabyte consumido, con un máximo mensual de 2,2 euros para particulares y 16 euros para empresas. Pero las protestas amenazan con ir más allá de una medida que ha desatado la indignación ciudadana.

Una de las manifestantes, explicó: “Esto no es va solo sobre el impuesto a internet. Por lo menos espero que mucha gente lo vea así. Aunque no vemos alternativas políticas, son muchas, muchas las personas que están hartas del régimen de Orban, eso está claro.”

El primer ministro húngaro, anunció que la iniciativa no se iba aplicar tal y como está, y que remitirá a los ciudadanos un cuestionario postal para conocer su opinión.