Última hora

Última hora

El arte italiano entre el pasado y el presente en Bruselas

Leyendo ahora:

El arte italiano entre el pasado y el presente en Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

El arte italiano entre el pasado y el presente, en el Centro de Bellas Artes de Bruselas hasta el 18 de enero. Una doble exposición organizada en el marco del semestre italiano de la presidencia de la Unión Europea. Por un lado, la pintura gótica del siglo XIII de Siena y por otro, el arte contemporáneo de hoy. Dos exposiciones distantes en el tiempo, pero que interactúan entre sí aquí. El embajador de Italia ante la Unión Europea, Stefano Sannino, nos lo explica: “El amarillo es el color de la socialización, de estar en grupo. Y el amarillo nos recuerda al oro patente en las obras de la Escuela de Siena. Al mismo tiempo representa la capacidad de innovación y de creatividad italiana. La idea era dar una imagen de un país abierto, alegre, social y colocarlo en paralelo a un pasado y a un futuro representados según la manera de interpretar el amarillo”.

La exposición Pintura de Siena muestra obras de artistas que vivieron entre los siglos XIII y XV y disfrutaron de una excelente reputación siendo célebres por el refinamiento de sus pinturas. La Escuela de Siena inspiró a otros centros de arte en Italia y finalmente dejó su marca en toda Europa.

“Dejó de ser una veneración y se convirtió en parte de la sociedad. La gran diferencia de la Escuela de Siena es que la Virgen se convierte en una madre. Y los artistas ya no son personas que trabajan para Dios, trabajan para la comunidad”, dice Paul Dujardin, director artístico del centro.

Un puerta basta para saltar medio siglo y apreciar la obra de 16 artistas italianos que vivieron en otros países de Europa.

“La tradición cultural italiana es una tradición que siempre puso el arte en el centro de la vida comunitaria. Y esto ha sido algo que fortalece a los municipios italianos y a su historia. Hoy muchos de los artistas que participan en esta exposición, como Michelangelo Pistoletto, ven claramente una necesidad urgente de que la cultura esté en el centro de la vida en común y de la sociedad”, responde Nicola Setari, comisario de esta exposición contemporánea.

Michelangelo Pistoletto es uno de los artistas italianos más conocidos en Europa. Aquí ha presentado una mesa-espejo con la forma del mar Mediterráneo, rodeada de sillas : “Podemos sentarnos alredor de la mesa y crear una especie de pequeño Parlamento, dado que las sillas vienen de distintos países del Mediterráneo. Con esto podemos considerar que el arte propone un cambio, que el arte es una propuesta para reunise. Eliminar las distancias, pero manteniendo las diferencias”, resalta.