Última hora

Última hora

La seguridad a bordo, una obligación en la Ruta del Ron

Leyendo ahora:

La seguridad a bordo, una obligación en la Ruta del Ron

Tamaño de texto Aa Aa

91 barcos en cinco categorías, con un único tripulante a bordo para buscar la gloria.

Rémi Pelletier, euronews:
“Ya está en marcha, la décima edición de la Ruta del Ron destino Guadalupe ha arrancado de Saint Malo, frente al islote del Fuerte Nacional. Todos los participantes han tomado rumbo para salir de La Mancha antes de adentrarse en el Atlántico. En el programa casi 7.000 kilómetros de navegación con una prioridad para estos solitarios, la seguridad”.

Son barcos muy rápidos, muy veloces y la soledad en alta mar dificulta mucho las cosas. Nicolas Thomas es el tripulante del Guadeloupe Grand Large 1001 Piles Batteries de la Clase 40: “Intentamos asegurarnos al máximo al hacer maniobras en la proa, puede ser muy complicado porque todo se mueve mucho, estar siempre enganchado es la mejor seguridad. En solitario las cosas se complican rápidamente y no hay nadie para ayudarnos”.

Uno de los peligros es salir proyectado de la embarcación sobre todo cuando hace mal tiempo como explica uno de los veterenos, el francés Vincent Riou, del barco PRB de la Clase Imoca: “Desde que salgo de la pequeña cabina, cuando el agua empieza a alcanzar el puente, sistemáticamente yo me engancho al interior y ya está, yo cojo mi arnés y me ato. En solitario está prohibido dejar de prestar atención porque puedes salir despedido del barco”.

El único participante español, es el barcelonés Alex Pella, en la Clase 40 para monocascos a los mandos del Tales II Santander 2014: “Bueno la seguridad en el barco, tenemos muchos sistemas de seguridad, y al final la responsabilidad es del patrón, de la persona que porta el barco, en este caso yo, y uno tiene que marcarse los límites no”, comentó Pella antes de la salida.