Última hora

Última hora

El Trabant, el coche de la RDA

Leyendo ahora:

El Trabant, el coche de la RDA

Tamaño de texto Aa Aa

En Alemania del Este fue tan deseado como odiado y, a pesar de sus limitaciones, era considerado todo un lujo.

“Para la gente de Alemania del Este, el Trabant significaba la movilidad personal. Querían tener coches como ya ocurría en la parte occidental. Un factor importante fue que era muy fácil de fabricar. Se convirtió en un producto de consumo que la mayoría de los alemanes del Este querían tener”, explica Sören Marotz, experto.

El primer Trabant empezó a circular en 1958. Seis años después se fabricaba uno de los modelos más conocidos, el Trabant 601.

Este coche era caro para los alemanes del Este y cuando querían hacerse con uno tenían esperar hasta casi dos décadas.

Pero todo cambió tras la caída del muro en 1989. El Trabant cayó en el olvido. El último modelo fue fabricado en 1991.

Hoy el Trabant parece disfrutar de una segunda vida. Coleccionistas y apasionados de todo el mundo viajan hasta Berlín para ponerse al volante del vehículo, aunque solo sea por unas horas.

“Los frenos, los frenos no son de este año”, bromean unos turistas antes circular por Berlín al volante de un Trabant.