Última hora

Última hora

El control republicano del Capitolio propiciará una parálisis legislativa

Leyendo ahora:

El control republicano del Capitolio propiciará una parálisis legislativa

Tamaño de texto Aa Aa

Congreso y Senado están ahora en manos republicanas. El corresponsal de Euronews en Washington, Stefan Grobe, analiza las perspectivas en diálogo con Paul MacDowell.

- Paul McDowell: ¿Cual va a ser el impacto de estas elecciones en los dos años de Gobierno que le quedan a Barack Obama?

- Stefan Grobe: Vamos a ver dos años muy interesantes. En primer lugar, el hecho de que un presidente en ejercicio pierda el control del Congreso en su sexto año en el cargo no es algo inusual. En realidad desde la II Guerra Mundial hubo cuatro presidentes que fueron reelegidos: Eisenhower, Reagan, Clinton y George Bush. Todos ellos o su partido perdieron el control del Congreso en su sexto año en el cargo. Así que históricamente eso no es inusual. ¿Qué tiene de especial o de diferente esta ocasión? El hecho de que en esas épocas con Reagan o Clinton, los políticos fueron capaces de hacer las cosas, fueron capaces de llegar a un acuerdo con la mayoría en el Congreso.

Ahora bien, en esta ocasión se trata de algo que yo no veo aquí porque demócratas y republicanos se han desplazado hacia posiciones muy extremas. No hay coincidencias claras aquí, y es difícil ver cómo estos dos partidos pueden llegar a acuerdos.

- McDowell: ¿Cree que va a continuar el actual estancamiento del gobierno estadounidense?

- Grobe: Si, completamente. El Congreso saliente ha sido el menos productivo de la historia moderna de Estados Unidos. Es algo que ya hemos vivido durante la presidencia de Obama en los últimos cuatro años.
Ahora los republicanos controlarán todo el Congreso, pero eso no va a cambiar nada. Todavía tienen que negociar con Obama y no están dispuestos a hacerlo. Así que lo que vamos a ver son iniciativas legislativas tal vez en comercio, a lo mejor en materia de inmigración, tal vez en política exterior, que llegarán a la mesa del presidente, pero si no le gusta puede vetarlas.
Y hay fuertes enfrentamientos ​​entre los republicanos moderados y el ala derecha republicana en el Senado sobre como enfrentarse a los demócratas en la Casa Blanca.
Mi estimación es que no vamos a ver muchas leyes nuevas; creo que lo que tendremos es una parálisis legislativa hasta las elecciones presidenciales de 2016.