Última hora

Última hora

La buena alimentación, decisiva en la Ruta del Ron

Leyendo ahora:

La buena alimentación, decisiva en la Ruta del Ron

Tamaño de texto Aa Aa

Beber mucho y comer bien son factores clave en alta mar. Todos los participantes de la Ruta del Ron: Destino Guadalupe… Hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes, franceses o de otros países… Todos deben recuperarse con hidratación y buena alimentación. Hay productos de todo tipo, desde frescos hasta ‘gourmets’. El debate está servido.

“La comida a bordo en esta Ruta del Ron es en su mayoría liofilizada, congelada y deshidratada, cereales, chocolate, anacardos, algunos de los pasteles navideños de mi madre, altos en calorías, mucho, mucho té y un poco de leche para el té, claro. ¡Soy inglesa! Es muy importante hidratarse y muy fácil olvidarse de hacerlo”, argumenta la ‘skipper’ del Campagne de France, Miranda Merron.

Hacemos jornadas bastante largas, en las que no dormimos demasiado y no debemos pasarlas hambrientos, por lo que hay que medir bien la alimentación. No comemos cualquier cosa. Yo tengo alimentos al vacío, por ejemplo. Hay que prestar atención porque la alimentación es clave para dormir bien. Debemos alimentarnos bien”, afirma Jean Galfione, del Serenis Consulting.

“Me alimento por un chef de prestigio de Saint Malo, del Saint Placide, que me hace todos mis platos pasteurizados. Comeré durante 20 días ostras, langosta, risotto con caldo de langosta… Creo que los hay peores…”, explica Nils Boyer, ‘skipper’ del Let’s Go.

La Ruta del Ron alcanza ya su cuarta jornada. Todas las embarcaciones ya han pasado Madeira y han puesto rumbo a Point à Pitre, en Guadalupe, donde concluirá la aventura después de atravesar el Océano Atlántico.