Última hora

Última hora

Teufelsberg, un monumento de la Guerra Fría

Leyendo ahora:

Teufelsberg, un monumento de la Guerra Fría

Tamaño de texto Aa Aa

La estación de escucha de Teufelsberg fue construida en Berlín Occidental en los años 60 por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense. Desde allí los aliados espiaban las comunicaciones militares soviéticas y de Alemania del Este.

Cuando los aliados abandonaron la estación, las torres fueron vendidas a unos inversores que planeaban construir en su lugar varios hoteles de lujo.

El proyecto nunca se llevó a cabo. Hoy la colina de Teufelsberg es visitada por decenas de personas cada día.

“Es un sitio secreto y a la gente le encanta visitarlo. Saben que se trata de un lugar importante pero no conocen los detalles de su historia. Creo que el hecho de ser un lugar secreto es importante y aunque los visitantes conozcan su historia también se dicen muy contentos de estar aquí”, explica Christopher Mclarren, guía turístico.

Bob Beney y Collin Gregory eran soldados británicos.

Cada mañana se desplazaban en autobús desde su base hasta la estación de escucha de Teufeslberg para trabajar como agentes de inteligencia.

Hoy vuelven por primera vez a visitar las torres.

“La primera vez que ví estas torres me parecieron impresionantes. No me perdería en esta colina. Pero es increíble que después de tantos años uno pueda volver a verlas. Para mí ha sido extraño, bastante extraño volver aquí”, asegura Beney.

“Me da pena ver las torres en este estado, dice Gregory. Pero también tengo que decir que es fantástico que todo haya acabado, que la reunificación alemana haya tenido lugar. Espero que nuestro trabajo, nuestra pequeña aportación, haya contribuído a esa reunificación y quizás al final de la Guerra Fría”.

Tras la caída del muro de Berlín y el final de la Guerra Fría, las torres de Teufeslberg perdieron su razón de ser. Solo en 2013, 10.000 personas las visitaron.