Última hora

Última hora

Conferencia Internacional de Teatro en Bakú

Leyendo ahora:

Conferencia Internacional de Teatro en Bakú

Tamaño de texto Aa Aa

Profesionales del teatro de 40 países han participado en la Conferencia Internacional de Teatro de Bakú. Allí han podido hablar e intercambiar ideas sobre los desafíos de la profesión. Durante mucho tiempo el teatro tuvo que competir con la radio y la televisión para atraer al público. Hoy se enfrenta al fenómeno de la red.

Entre los invitados se encontraba el director de cine polaco Krzyszof Zanussi quien también dirige teatro y ópera. Comenzó su carrera durante el comunismo, época en la que el teatro tenía una enorme importancia política y social.

“Dependemos cada vez más del mundo virtual y el mundo virtual tiene una noción del tiempo diferente. Sin embargo, en el teatro lo que interesa es lo que ocurre aquí y ahora, eso es el teatro”, asegura Zanussi.

Los asistentes a la conferencia también pudieron ver varias representaciones de teatro azerí. Una de las obras representadas fue el drama “Shah Gajar”, del director Azer Pasha Nematov.

“Uno de los grandes desafíos del teatro es encontrar un lenguaje común con el público. Las obras de teatro también están en la red pero cuando una persona te mira a los ojos desde el escenario, eso es mucho más importante”, explica el director ruso Mikhail Safronov.

La sudafricana Yvette Hardie es la presidenta de la Asociación Internacional de Teatro para la infancia y la juventud. Para Hardie, los valores multiculturales en teatro son toda una ventaja.

“Creo que en el mundo existen hoy unas tendencias muy preocupantes. Estamos viendo como se produce un giro hacia la manera correcta de pensar. También vemos que existe xenofobia. Por todo ello creo que es importante que los niños y los jóvenes puedan conocer varias culturas, que puedan vivir experiencias diferentes”, explica Hardie.

Y, ¿qué ocurre con el teatro en Azerbaiyán?

Desde la independencia del país de la Unión Soviética en 1991, el teatro juega un papel importante en la creación de una identidad nacional. Pero, ¿existe también un teatro independiente? ¿Existe un público para ese teatro?

“El teatro independiente no se puede financiar porque a la gente no le interesa y por eso no consigue sobrevivir y las compañías cierran”, asegura Aydin Talibzada, crítico de teatro azerí.

“Todo depende del poder. El Estado distribuye el dinero y financia solo el teatro que le gusta. El teatro debe estar en sintonía con las políticas del gobierno”, explica por su parte Krzyszof Zanussi.

Pero el teatro es mucho más que un entretenimiento y sus directores luchan siempre por introducir en sus obras temas que reflejen los problemas políticos y sociales del país.

“Siempre busco historias dentro de mi comunidad, de la sociedad para la que escribo. Me acerco a la gente, hablo con las personas, después mezclo todo lo que me cuentan y el resultado es pura ficción. Siempre intento introducir aquellos temas sobre los que gente no quiere hablar”, explica la autora finlandesa Veera Marjamaa.

Y en época de crisis la cultura en general, y el teatro en particular, sufren siempre duros recortes.

“Esta conferencia es interesante sobre todo por el hecho de que aquí podemos darnos ánimos los unos a los otros e intercambiar ideas sobre lo que será el teatro a finales del siglo XXI o en el siglo XXII”, asegura el alemán Peter P. Pachl.

“Un maratón de intervenciones sin mucha estructura temática. En esta conferencia todo el mundo ha hablado sobre sus proyectos o sobre un tema en especial. Todas han sido muy interesantes. Pero, por suerte, el teatro está más vivo que las conferencias que se organizan para hablar de él”, explica Wolfgang Spindler, enviado especial de euronews a Bakú.