Última hora

Última hora

El láser, el mejor amigo de las obras de arte

Leyendo ahora:

El láser, el mejor amigo de las obras de arte

Tamaño de texto Aa Aa

El proceso de limpieza de obras de arte requiere el uso de instrumentos cuyo impacto sea mínimo. El láser es ahora uno de los instrumentos más
utilizados porque se trata de una solución tecnológica que permite al mismo tiempo aplicar técnicas de limpieza tradicionales.

Una de las mayores colecciones de pintura y escultura del mundo es la que posee el Vaticano. En el laboratorio se trabaja hoy en la restauración de Fortuna, la diosa de la suerte en la mitología romana.

“Esta nueva tecnología es fantástica en lo que a resultados se refiere pero, obviamente, no hace milagros. Nosotros seguimos trabajando de la misma manera pero el láser nos ayuda mucho porque nos permite perfeccionar la limpieza. Podemos alcanzar un nivel de limpieza que nunca habíamos conseguido antes con ningún otro sistema”, explica Guy Devreux, responsable del laboratorio.

En el Museo del Vaticano existen piezas de todo tipo. Algunas han sido decoradas con plumas. Algo muy difícil de limpiar.

“Hay muchas obras que tienen plumas en el museo y limpiarlas es un verdadero desafío. Las plumas son muy delicadas y los métodos tradicionales de limpieza no siempre se pueden aplicar como la micro-aspiración, el uso de tratamientos químicos o el agua”, explica Catherine Riviere, experta.

El láser permite al equipo de expertos del Vaticano seguir restaurando las obras del museo eligiendo solo aquellas partes que quieren limpiar y controlando siempre el resultado.