Última hora

Última hora

Vojislav Seselj sigue siendo el líder de los ultranacionalistas serbios

Leyendo ahora:

Vojislav Seselj sigue siendo el líder de los ultranacionalistas serbios

Tamaño de texto Aa Aa

Vojislav Seselj sigue a la espera del veredicto del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia. El líder ultranacionalista serbio está acusado de tres cargos por presuntos crímenes contra la humanidad: persecución, deportaciones y traslados forzados por razones políticas raciales o religiosas, y de otros seis por presuntos crímenes de guerra: asesinatos, torturas, crueldad, destrucción de pueblos y de edificios y pillaje.

Pese a la gravedad de los cargos que se le imputan, cometidos entre 1991 y 1994 contra la población no serbia de Bosnia-Herzegovina, Croacia, y Vojvodina (Serbia), sólo ha sido condenado tres veces por desacato a la corte.

En febrero de 2003, Vojislav Seselj puso rumbo a Holanda bajo los vivas de una multitud en Belgrado entregada a su causa. El exviceprimer ministro y exjefe de milicias se entregó voluntariamente al TPIY convencido de que sería el último serbio que se sentaría en el banquillo. Pese a ser sospechoso de crímenes gravísimos, Seselj mantenía intacta su popularidad.

Dos días antes, fue reelegido, también triunfalmente, al frente del Partido Radical Serbio, formación que fundó en 1990 y de la que sigue siendo líder. Su discurso de adiós tuvo claros tintes de desafío:
“Estoy orgulloso de ir a defender los intereses de más de 10 mil voluntarios del partido que combatieron en el frente por una causa noble”.

Los voluntarios en cuestión son estos hombres, los “seseljevci”, literalmente los hombres de Seselj, grupo paramilitar cuya misión era defender la causa del nacionalismo serbio en Bosnia y en Croacia tras el estallido de la guerra.

Persecuciones, deportaciones, asesinatos, torturas, todos los medios valían para el objetivo final: la limpieza étnica que debía erradicar la presencia de los bosnios y de los croatas de lo que Seselj y sus amigos nacionalistas querían que se convirtiese en la “gran Serbia”.

Vojislav Seselj:
“Uniremos la República Serbia, la República de Montenegro, y la república Srpska y de la Krajina. Vamos a crear una gran Serbia”

Orador carismático y populista, manipulador, y virulento, Seselj también es conocido por sus excesos verbales y físicos. El expresidente serbio Milosevic decía unas veces que era “su opositor preferido” y otras muchas que era un “primitivo violento”.