Última hora

Última hora

Los iraquíes esperan que las destituciones y nombramientos en el Ejército ayuden a acabar con la corrupción

Leyendo ahora:

Los iraquíes esperan que las destituciones y nombramientos en el Ejército ayuden a acabar con la corrupción

Tamaño de texto Aa Aa

Los iraquíes han recibido con satisfacción el primer paso dado por el nuevo primer ministro, Haidar al Abadi, para reformar el estamento militar. Creen que la decisión de destituir a 26 comandantes y de retirar a otros diez ayudará a combatir la corrupción en las Fuerzas Armadas, a la que muchos culpan de los fracasos del Ejército en la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico.

“Creo que la decisión del primer ministro y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de destituir a un cierto número de oficiales y jubilar a otros es una iniciativa valiente que llega en el buen momento, cuando la institución militar está sufriendo numerosos reveses”, ha señalado Hussein Karim, vecino de Bagdad.

En los últimos meses han aumentado las críticas al Ejército y las fuerzas del orden por casos de corrupción y mala gestión, y por el fracaso para lograr la estabilidad y seguridad en el país.

“Para reformar el sector de la seguridad es necesario cambiar a los oficiales y reemplazarlos por otros más competentes para mejorar las capacidades de combate, formación y entrenamiento del Ejército”, ha declarado Ahmed al Sharifi, analista militar.

El primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, nombró 19 nuevos jefes castrenses. A ellos y a altos mandos de todas las divisiones del Ejército les ha pedido que sean “competentes, transparentes y valientes, para que el soldado tome ejemplo”.