Última hora

Última hora

Gravity: el espacio donde el esquí alpino es el "deporte rey"

Leyendo ahora:

Gravity: el espacio donde el esquí alpino es el "deporte rey"

Tamaño de texto Aa Aa

Vuelven el frío y la nieve. Vuelve la magia del deporte blanco. Y, esta temporada, la magia es doble con la Copa del Mundo y los Campeonatos del Mundo. Análisis de las pruebas, sistemas de puntuación, candidatos al título… todos los detalles de la mano de nuestro compañero Vincent Ménard.

“Los primeros copos de nieve comienzan a caer en los Alpes, señal de que se acerca el invierno y, con él, la temporada de esquí alpino. Tras los gigantes disputados en Austria, los especialistas del eslalon tienen una cita este fin de semana en Levi, Finlandia. Euronews les ofrece todos los detalles de la 49ª edición de la Copa del Mundo. Comencemos por las 5 diferentes especialidades”.

El descenso está considerado como la prueba “reina” del esquí pero también es la más arriesgada. Se disputa en pistas muy largas con un desnivel de entre 800 y 1.000 metros. El principio es simple: ir tan rápido como sea posible de la parte superior a la parte inferior de la montaña. Los mejores pueden alcanzar los 160 km/h.

Introducido a principios de los “años 80”, el supergigante es un derivado del descenso, pero el trazado presenta más giros y las velocidades son un poco más bajas. Otra diferencia: los esquiadores no pueden entrenarse en el trazado; lo descubren, por la mañana, el mismo día en que se disputa la prueba.

El eslalon gigante es la especialidad básica del esquí alpino; aquella a través de la cual aprenden los más jóvenes. Favorece la técnica y, desde finales de los años 60, se disputa en 2 mangas. Sólo los 30 mejores de la 1ª manga pueden disputar la 2ª manga y la clasificación final se realiza mediante la suma de sus 2 tiempos parciales.

En el eslalon, la base es la misma que en el eslalon gigante pero se diferencia en que no es necesario pasar entre las puertas sino deslizarse entre picas de plástico. Las pistas son más cortas y se encuentran a tan sólo 200 metros de altitud, las velocidades son menores y se pueden organizar pruebas nocturnas iluminadas con proyectores.

La combinada o supercombinada es la prueba destinada a los esquiadores más completos. Todos comienzan la competición con un descenso o un supergigante y también disputan 1 ó 2 mangas de eslalon. Como ocurre en el caso del eslalon o el eslalon gigante, se suman los diferentes tiempos para determinar la clasificación final.

“Sin tener en cuenta el Campeonato del Mundo que tendrá lugar en Colorado en febrero, este invierno están programadas 71 pruebas: 33 femeninas y 38 masculinas. Tendrán lugar en los Alpes, Escandinavia y América del Norte, con un específico reparto de puntos”.

Cada prueba concede el mismo número de puntos: 100 para el ganador, 80 para el segundo, 60 para el tercero, etc. Los 30 primeros esquiadores son recompensados, salvo en las denominadas finales que tendrán lugar en Méribel, Francia. En estas últimas pruebas sólo los 15 primeros obtendrán puntos.

“En cada especialidad, el ganador obtiene el denominado “globo de cristal”. Quien suma más puntos en el cómputo general de todas las especialidades se adjudica el correspondiente “gran globo de cristal”. Los austríacos Anna Fenninger y Marcel Hisrcher son los vigentes campeones. Veremos si son capaces de conservar sus títulos”.

Retiradas Marlies Schild y Maria Höfl-Riesch, Anna Fenninger aspira a hacer doblete gracias a su polivalencia. La austríaca es capaz de brillar en cuatro especialidades. Lo mismo ocurre con sus adversarias Lara Gut y Tina Weirather. Otras favoritas son: la eslovena Tina Maze y la estadounidense Lindsey Vonn que espera volver a lo más alto después de dos temporadas arruinadas por varias lesiones de rodilla. A los 19 años, su compatriota Mikaela Shiffrin ya es la mejor especialista de eslalon del mundo, pero todavía carece de experiencia en las pruebas de velocidad.

Marcel Hirscher puede convertirse en el primer hombre en ganar la Copa del Mundo cuatro años seguidos. Su estrategia: lograr la mayor cantidad de puntos posible en el eslalon y el gigante. El francés Alexis Pinturault tiene un abanico de posibilidades más amplio; ya ha ganado algunas pruebas de combinada y supergigante. Maestro indiscutible del gigante, Ted Ligety también jugará sus bazas. El veterano Bode Miller puede completar actuaciones estelares. Segundón de Hirscher los pasados 2 años, Aksel Lund Svindal se lesionó el tendón de Aquiles y se pierde la mayor parte de la temporada.

“Espero que ahora comprendan mejor el funcionamiento y los desafíos de la Copa del Mundo. No olviden que tienen una cita los domingos, durante toda la temporada, para seguir la actualidad en Gravity, nuestro espacio dedicado al esquí alpino”, concluye nuestro compañero Vincent Ménard.