Última hora

Última hora

Andalucía se queda sin la mitad de su coseña de aceite de oliva a causa del mal tiempo

Leyendo ahora:

Andalucía se queda sin la mitad de su coseña de aceite de oliva a causa del mal tiempo

Tamaño de texto Aa Aa

Mal año para el aceite de oliva. Un clima impropio de la temporada acompañado de epidemias en las plantas han reducido a la mitad la cosecha en el sur de Europa, donde se concentra la mayor parte de la producción mundial. El problema ha afectado tanto a España, como a Italia, Francia y Portugal. Es lo que ha ocurrido en la región portuguesa del Alentejo.

En esta zona cercana a la Extremadura española, las bajas temperaturas y los altos niveles de humedad han hecho proliferar las moscas.

“Se debe a la mordedura de un insecto que se transforma en gusano en el interior de la oliva y afecta a su pulpa”, detalla Álvaro Labella Quesada, un aceitunero español en Alentejo. “Esto provoca la caída de la oliva y disminuye la calidad del aceite que sale de esta fruta”.

En Italia, los cultivadores de aceitunas ya califican la actual cosecha como la peor de la historia y calculan que se ha perdido un veinte por ciento. La producción italiana es la segunda mayor del mundo, tras España, con medio millón de toneladas al año. En Bari, en el sureste del país, el precio ha subido de 2,7 a seis euros el litro.

“Sin duda alguna, este es un año para recordar lo que no debe volver a pasar o para olvidar directamente”, enfatiza el presidente del consorcio italiano Unaprol, Pietro Sandali. “Es el peor del que nos acordamos”.

En la región española de Andalucía, de donde sale aproximadamente la mitad del aceite de oliva mundial, se prevé un 56 por ciento menos de producción y que esta no supere las 800.000 toneladas. Algo que acaba influyendo en el precio.

“Lo que intentamos hacer es, reduciendo los márgenes habituales, ofrecer a los clientes la misma calidad con el precio más o menos igual que antes”, explica como estrategia Mariano Villanueva, propietario de la tienda especialida La Chinata en Madrid.

El litro de aceite de oliva virgen, del cual Andalucía es el referente, se vendía en octubre a 2,7 euros. O sea, un euro más que el año anterior en que había habido una gran cosecha. Todavía no se sabe a cuánto llegará en el mercado de invierno.