Última hora

Última hora

Francia atónita por la presencia de varios de sus nacionales entre los verdugos del grupo Estado Islámico

Leyendo ahora:

Francia atónita por la presencia de varios de sus nacionales entre los verdugos del grupo Estado Islámico

Tamaño de texto Aa Aa

Pasaportes quemados como propaganda yihadista. Mientras, las fuerzas de seguridad han confirmado que más de 1.100 franceses militan en el grupo y que 380 combaten en Irak o en Siria.

Como Mickaël Dos Santos, uno de los presuntos autores de la decapitación del estadounidense Peter Kassig.

“Se sabe que es un converso, que está en la región desde hace tiempo, desde hace un año y medio, desde agosto de 2013, entrenado en el manejo de armas, se ha transformado en un ultrarradical y en un ultraviolento. Lo vemos a través de la literatura a la que él mismo hace referencia en las redes sociales, con amenazas de atentado contra Francia, de llamamientos a la yihad, de referencias contínuas a Mohamed Merah”, según dice el experto en terrorismo, Jean-Charles Brisard.

Según las primeras investigaciones, la policía cree que fue durante su adolescencia cuando entró en contacto con los radicales. Entre sus familiares y conocidos de la localidad de Champigny-sur-Marne (Isla de Francia) en la que vivía Mickaël, la estupefacción es total.

“No podía imaginar que él fuera capaz de hacer este tipo de cosas”, “Para nosotros es un asesino porque el Islam no es esto, el Islam es la paz”, comentaban algunos fieles a la salida de la mezquita que frecuentaba.

Francia amplió a principios de mes su legislación antiterrorista para controlar los viajes de sus nacionales, candidatos a la yihad, a Siria, y para bloquear el acceso a ciertas páginas en Internet.