Última hora

Última hora

Hungría planea prohibir la venta de alimentos a las grandes cadenas que hagan guerra de precios

Leyendo ahora:

Hungría planea prohibir la venta de alimentos a las grandes cadenas que hagan guerra de precios

Tamaño de texto Aa Aa

Hungría sigue con su ofensiva contra las grandes cadenas de supermercados extranjeras. Tras haber introducido en los presupuesto un impuesto de supervisión especialmente destinado a las firmas foráneas, el ministerio de Economía ha enviado al Parlamento una ley que si se aprueba prohibirá a estas grandes cadenas vender alimentos en caso de que presenten pérdidas en sus cuentas dos años seguidos. El objetivo es impedir que bajen los precios durante un tiempo, por su mayor capacidad financiera, para subirlos una vez ganada la guerra de la competencia.

“Parece obvio que a los propietarios de las grandes cadenas húngaras no les afectará en abosuto las decisiones del Gobierno y, además, la situación les ofrece una gran oportunidad”, afirma a Euronews el periodista económico András Mihálovits. “También es verdad que algunas cadenas pensarán que no merece la pena trabajar en el mercado húngaro bajo estas circunstancias. En este caso, se irán de Hungría”.

La medida contra la competencia de precios por parte de las cadenas extranjeras prevé que se aplique a las firmas cuya facturación anual sea a partir de 164 millones de euros. En este segmento entran las siete grandes insignias implantadas en Hungría: la británica Tesco, la holandesa Spar, la francesa Alcampo y las alemanas Lidl, Penny, Metro y Aldi.

“Nos dicen que habrá despidos, salarios más bajos y esto es lo opuesto a lo que pretende el Gobierno que es hacer crecer el mercado laboral”, se queja esta mujer en Budapest sobre la futura ley.

“Deberían abrir el domingo porque la gente va de compras”, opina este otro residente.

De hecho, el próximo paso en esta estrategia gubernamental de beneficar en principio a las cadenas nacionales es prohibir el trabajo el domingo en las grandes superficies. Para intentar llegar a un acuerdo, el ministro de Economía Mihály Varga, se reunió este jueves con los responsables de las firmas extranjeras que consideran que las medidas en curso son “discriminatorias”.

“Los líderes de las grandes cadenas no quieren comentar aun el asunto y hoy tampoco consiguieron respuestas a sus preguntas por parte del ministerio de Economía”, explica la periodista de Euronews en la delegación de Budapest, Andrea Hajagos. “Probablemente porque nadie quiere dañar las negociaciones hasta que estas se terminen”.