Última hora

Última hora

Una ciudad israelí prohíbe a los árabe-israelíes trabajar en la construcción de guarderías

Leyendo ahora:

Una ciudad israelí prohíbe a los árabe-israelíes trabajar en la construcción de guarderías

Tamaño de texto Aa Aa

El alcalde de la localidad de Ashkelon ha prohibido a los arebe-isralíes trabajar en la construcción de tres guarderías. El político argumenta que lo hace por seguridad, dada la tensión actual entre ambas comunidades.“El objetivo es muy simple, hacer que los padres sientan que sus hijos están seguros. El problema es que los trabajadores árabe-israelíes están trabajando en las guarderías, ya que están contratados, al mismo tiempo que los niños están allí, jugando en el jardín”, explica Itamar Shimoni.

La medida adoptada por la alcaldía de esta ciudad cercana a Gaza ha recibido críticas desde las más altas instancias, ya que podría desembocar en mayores altercados. “Tenemos que tener cuidado y mantener las mejores relaciones árabe-judías posibles. Por eso es muy preocupante, ya que la mayoría de árabe-israelíes son leales al estado de Israel”, respondía el ministro israelí de Inteligencia Yuval Steinitz.

La comunidad árabe tampoco comprende esta decisión. Así lo reflejaba Eyad, trabajador palestino en un mercado de Jeruslaén: “Es un tipo de racismo. Árabes y judíos son iguales. Tu eres un ser humano y yo soy un ser humano. No importa si eres árabe o judío”

Desde hace meses una nueva ola de tensión entre árabes e israelíes se ha cobrado varias vidas. El último incidente fue el ataque a una sinagoga en Jerusalén por dos palestinos, que fueron abatidos tras matar a cinco israelíes.