Última hora

Última hora

El "Turismo social",¿un problema en Gran Bretaña?

Leyendo ahora:

El "Turismo social",¿un problema en Gran Bretaña?

Tamaño de texto Aa Aa

Un video aficionado capta como estos jóvenes adolescentes lanzan objetos a la casa de una familia de polacos. Se lleva a cabo en la zona costera británica de Kent. El propietario de una tienda ha sido el que ha filmado el ataque, un polaco que llegó al Reino Unido en 2005. Él dice que no es la primera vez que pasa una cosa así. Los ataques racistas contra los polacos en Gran Bretaña se han multiplicado por diez en la última década.

Andrzej Rygielski, polaco, residente del Reino Unido:
“La situación empeora cada vez más. Este año han atacaron a principios de año mi tienda porque soy polaco. La gente grita desde la calle “maldito polaco”. Y también algunos clientes, después de darse cuenta de que vengo de Polonia, me preguntan cuando voy a volver a mi país”.

Al igual que Andrzej, Tommy Tomescu está preocupado. Él es dentista rumano, está en Londres desde 2010 trabajando para la sanidad del país. Según él, el actual clima político alarma a la ciudadanía, culpando a los europeos del este de que quitan los puestos de trabajo a los británicos o que se benefician del sistema de bienestar de Gran Bretaña.. A principios de este año Tomescu creó la Alianza Contra la Discriminación de los rumanos y búlgaros.

Tommy Tomescu, dentista rumano, residente en el Reino Unido:
“En un año el número de ataques racistas contra los europeos del este se ha duplicado. En algunas zonas incluso se cuadruplicó y esto ha sucedido debido a los mensajes que envían los políticos y los medios de comunicación porque el número de rumanos, búlgaros o polacos no se ha duplicado. ¿Por qué aumentan los ataques de odio racial?”

Parte de la respuesta podría estar en el gran número de inmigrantes de Europa del este que han llegado al Reino Unido desde que se unió a la Unión Europea. En cuanto a Polonia, se estima que hay más de medio millón de polacos trabajando y viviendo en Gran Bretaña. En Southampton uno de cada diez habitantes es polaco. Muchos coinciden en que los emigrantes de Polonia han revitalizado y transformado Southampton porque han abierto tiendas, empresas y han creado puestos de trabajo. Pero otros afirman que se aprovechan de los beneficios públicos con respecto a las ayudas que ofrece el gobierno con respecto a la vivienda y la sanidad.

Tomasz Dyl tenía trece años cuando llegó a Southampton con sus padres y hermana. De eso ya hace diez años. Hoy Tomasz tiene su propia empresa de márketing y fue votado como joven emprendedor del año en Southampton. También anima un programa de radio semanal en polaco. Para Tomasz, la idea de que los europeos del este se benefician del sistema británico es falsa.

Tomasz Dl, empresario polaco y presentador de radio:
“Si nos fijamos en las estadísticas, la realidad es que los ciudadanos de Europa del este aportan más dinero en el gobierno de lo que se llevan. Y son los inmigrantes procedentes de países no comunitarios los que realmente utilizan más este tipo de beneficios. Para una gran cantidad de empresas , los europeos del este son los salvadores, porque son los que realmente están haciendo el trabajo. Si nos fijamos en hoteles, restaurantes, empresas de limpieza… la mayoría de los que trabajan son de Europa del este.”

Pero a pesar de esta contribución, la migración de la UE se ha convertido en una preocupación creciente para la mayoría de los británicos, aunque algunos lo consideran como una ventaja, otros se preocupan por el sistema de prestaciones de Gran Bretaña, que puede estar a punto de agotarse.

Algo va mal, pero sobre todo, existe la sensación de que la inmigración ya no se puede controlar. Es el mensaje que repiten varios periódicos británicos desde hace dos años. La única manera de detener a los rumanos, búlgaros u otros inmigrantes de la UE para que no opten a puestos de trabajo o no se beneficien del sistema de prestaciones de Gran Bretaña es saliendo de la Unión Europea. Este es el mensaje político del Partido por la Independencia del Reino Unido, más conocido como el UKIP que hoy es el tercer partido político más grande de Gran Bretaña. Su lema durante la campaña era: salir de la Unión Europea para recuperar el control.

Marcos Reckless se convirtió en el segundo miembro del UKIP del Parlamento británico después de haber desertado del partido conservador de David Cameron. Ahora ha sido reelegido como candidato UKIP.

Pero Reckless ha sido profundamente criticado por decir que si salían de UE podrían deportar a algunos inmigrantes de la Unión Europea de Gran Bretaña. Sin embargo, después dijo que sus palabras habían sido sacadas de contexto.

Marcos Reckless Miembro del Parlamento, UKIP:
“Muchas de las personas que viven aquí están haciendo una enorme contribución al país y no quiero señalar a ninguna nacionalidad en concreto. Hablo de cifras globales. En las últimas elecciones los conservadores dijeron que querían cortar la inmigración en cientos de miles de personas al año, en decenas de miles, hablando en cifras netas. Pero queremos ser justos y tratar a las personas de la misma manera porque tradicionalmente siempre hemos acogido inmigrantes. Queremos tratar a los inmigrantes de la UE igual que los que no lo son.”

El día después de su victoria electoral, Reckless fue el invitado de honor en una conferencia de Bruges Group, un grupo conocido por querer una UE reformada. Ellos dudan de que Cameron pueda negociar bien con Bruselas.

El diputado conservador, Mark Pritchard defiende a Cameron pero también reconoce que si no hay un compromiso del Reino Unido con la UE, un referéndum será el que decidirá la relación de Gran Bretaña con Bruselas.

Mark Pritchard, miembro del Parlamento, Partido Conservador:
Es evidente que la migración de la UE aporta beneficios económicos y sociales a Gran Bretaña, pero la mayoría de la gente ve enormes presiones sobre los servicios públicos, con respecto a la vivienda, en consultas de medicina general, en los hospitales y las escuelas y ya están hartos. Así que tenemos que volver a configurar nuestra relación con Europa.
Si Bruselas rechaza lo que diga el Primer Ministro, creo que el pueblo británico votará en 2017 que quiere salir de la Unión Europea “

No hay duda de que la presión está sobre David Cameron. En una reciente encuesta de opinión, se ha dicho que más del 70 por ciento de los británicos le gustaría ver una reducción en el número de inmigrantes y que el 80 por ciento cree que Gran Bretaña no será capaz de reducir el número de inmigrantes que vienen de Europa del este. La libertad de movimiento de personas y bienes es un derecho fundamental de la Unión Europea no negociable.

Para Rafael Behr, se podría aumentar el tiempo de espera para acceder a los beneficios británicos como solución.

Rafael Beher, Columnista político, The Guardian
Existe un pequeño sector que está centrando su discurso en el tema del “Turismo social”. Esto se puede solucionar llevando a cabo ciertas regulaciones sin que haya que cambiar tratados europeos. Y esto es lo que está llevando a cabo Cameron porque él piensa que es algo que se puede conseguir. Él piensa que si los ciudadanos están enfadados por el asunto de las prestaciones que pueden obtener los extranjeros, él lo va a solucionar. Y que cuando se presente a sus socios europeos, les dirá que puede hacerlo sin ellos, sin tocar ningún tratado europeo. En eso en lo que se está centrando”

Pero mientras tanto, de vuelta a la emisora de radio de Southampton.

Allí creen que utilizar la inmigración como una herramienta política no es nada nuevo.

Ram Kalyan, gerente de la Unidad 101, emisora de Radio
“La inmigración ha sido un problema de toda la vida, es un juego político que han llevado a cabo antes de las elecciones generales. Creo que si escucha a la gente en la calle, puede ver que hay gente maravillosa de Lituania, Polonia, Pakistán, India, África. Pero al mismo tiempo, es cierto que algunas personas, vengan de donde vengan abusan del sistema, pero esa es la naturaleza del ser humano.”

Cameron ha prometido que hará reformas con respecto a las prestaciones antes de la próxima cumbre de la UE. Él espera que este tipo de recortes tengan apoyo tanto en Gran Bretaña como fuera.