Última hora

Última hora

"Manos arriba, no disparen"

Leyendo ahora:

"Manos arriba, no disparen"

Tamaño de texto Aa Aa

Con este simulacro han escenificado una vez más su descontento los manifestantes en Fergusson, en el conocido como viernes negro que inugura las compras navideñas.
Las protestas no cesan desde que, el lunes, eximieran de todo cargo al policía blanco que mató al joven negro Michael Brown.

Los habitantes de este suburbio que cataliza los problemas raciales en Estados Unidos se quejan de lo mal equipados que están los locales que, por ejemplo, no disponen de cámaras que registren las intervenciones de la policía, como ocurrió cuando murió Brown. Los agentes, muchas veces, no osan intervenir en situaciones que consideran demasiado peligrosas.

El Departamento de Policía de Ferguson continúa fuertemente custodiado y la presencia efectivos de
la Guardia Nacional es palpable en las calles de la ciudad de San Luis que trata de sobreponerse a las violentas protestas del martes, en las que hubo más de 120 detenciones, así como cuantiosos daños materiales.