Última hora

Última hora

Lubanga, primer condenado de la CPI

Leyendo ahora:

Lubanga, primer condenado de la CPI

Tamaño de texto Aa Aa

La descripción del horror, el miedo y las secuelas de los niños que fueron reclutados en la República Democrática del Congo por Thomas Lubanga abrieron el primer juicio de la Corte Penal Internacional (CPI) en enero de 2009.

Fue exactamente tres años después de la emisión de una orden de arresto internacional contra el líder rebelde congoleño, acusado de numerosas violaciones de los Derechos Humanos, como masacres étnicas, asesinatos, torturas, violaciones, mutilaciones y el reclutamiento de niños soldados.

Luis Moreno-Ocampo. Fiscal del CPI:
“Entre 2002 y 2003 Lubanga cometió uno de los crímenes más serios: crímenes contra niños”.

Durante el proceso quedó demostrado que algunas de las víctimas no habían cumplido los 8 años cuando se vieron involucradas en el conflicto que oponía a las etnias Hema y Lendu en la República Democrática del Congo.

El líder rebelde exigía a cada familia de la etnia Hema que aportara un hijo para su milicia capaz de transportar un fusil, sin poner más condición para su alistamiento. Las niñas soldado eran además esclavas sexuales de sus comandantes.

Aunque la acusación pedía 30 años de prisión para Lubanga, fue condenado a 14 con derecho a apelación en 2012.

La Corte limitó los cargos a reclutamiento, alistamiento y uso de niños y niñas soldados. Además se tuvo en cuenta a la hora de dictar sentencia que el acusado cooperó con el tribunal. .

Creada en marzo de 2003 como primera corte internacional de carácter permanente, la CPI funciona según el Estatuto de Roma, que le permite juzgar crímenes de guerra y lesa humanidad, entre ellos genocidio.

Para poder ser juzgados en la CPI, los crímenes han tenido que ser cometidos en un país adherido al Estatuto de Roma o en el territorio de un país miembro.