Última hora

Última hora

Afganistán: La guerra contra los talibanes principal reto del nuevo presidente

El nuevo presidente de Afganistán, Ashraf Gani, tiene por delante un trabajo de titanes. El antiguo tecnócrata del Banco Mundial está decidido a

Leyendo ahora:

Afganistán: La guerra contra los talibanes principal reto del nuevo presidente

Tamaño de texto Aa Aa

El nuevo presidente de Afganistán, Ashraf Gani, tiene por delante un trabajo de titanes. El antiguo tecnócrata del Banco Mundial está decidido a imponer su estilo modernista, que da prioridad al mérito y a la responsabilidad frente a la manera tradicionalista que tenía su predecesor, Hamid Karzai, de gestionar los asuntos del país, donde honor y fidelidad al clan pasan por delante de todo.

Su reparto del poder con Abdudllah Abdullah, tras meses de disputas por la presidencia, es un signo de optimismo: ambos son pro occidentales y están en contra de la corrupción. Pero aún no han logrado formar gobierno.

Esa inestabilidad paraliza la economía en unos momentos en que Afganistán necesita más que nunca trasmitir confianza para atraer los fondos que tan desesperadamente necesita.

El presupuesto afgano se eleva a 6 mil 200 millones de euros, de los que dos tercios proceden de la ayuda internacional. Además, este año los ingresos fiscales han disminuido un 24% entre enero y octubre con respecto a 2013.

Pero el principal problema es la guerra contra los talibanes. Pese a los 3.200 millones de euros en ayuda militar este año, los soldados y policías afganos se quejan de la falta de recursos para combatir a los talibanes, cuyos ataques están ahora en su punto álgido desde su caída en 2001.

2014 ha sido el año más mortífero para civiles y militares: 4.600 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto desde principios de año, es decir, el 6% más que en 2013.
Además, a finales de año la OTAN debe retirar la mayoría de sus tropas, porque la misión de combate en Afganistán termina. Los 12.500 soldados que se quedaran en el terreno se centrarán en la formación y apoyo de las fuerzas afganas, como explica el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg.

Jens Stoltenberg. Secretario general de la OTAN:
“Tienen una fuerza de 350 mil soldados y policías entrenados, además han recibido mucho equipamiento y además, nos vamos a quedar aquí en misión de apoyo”.

En los últimos días, Washington ha decidido prolongar un año la misión de combate de sus tropas en Afganistán, compuestas por 9.800 efectivos.