Última hora

Última hora

Bakutel, el salón azerí de las nuevas tecnologías

Leyendo ahora:

Bakutel, el salón azerí de las nuevas tecnologías

Tamaño de texto Aa Aa

“Bakutel, el salón de tecnologías de la información y telecomunicaciones, celebra este año su 20 aniversario. Aquí, en la capital de Azerbaiyán se

“Bakutel, el salón de tecnologías de la información y telecomunicaciones, celebra este año su 20 aniversario. Aquí, en la capital de Azerbaiyán se exponen las últimas tecnologías:
ordenadores, teléfonos móviles, redes sociales o complejos
sistemas de transmisión de información. Pero en lo que se refiere a
las telecomunicaciones, a menudo, todo empieza encima de
nuestras cabezas…en el espacio”, explica Pierre Assémat, enviado especial de euronews a Bakú.

Y el futuro espacial de Azerbaiyán está en manos de la sociedad AzerCosmos. Fundada en 2010, AzerCosmos envió el año pasado al
espacio el primer satélite nacional Azerspace-1. Ahora ha firmado
un contrato con Airbus para el lanzamiento de un segundo satélite
AzerSky.

Ilham Aliyev es el presidente de Azerbaiyán.

“Esto nos ofrece muchas oportunidades desde el punto de vista de la tecnología, del desarrollo, de los negocios y de la educación,
explica Aliyev. Al mismo tiempo, este satélite nos permitirá evaluar
con más detalle nuestras oportunidades en lo que se refiere a la
agricultura y a situaciones de emergencia”.

Pero, de hecho, AzerSky se encuentra ya en el espacio. Este satélite
es capaz de fotografiar nuestro planeta en alta resolución.

“Estas imágenes serán utilizadas a diario por organizaciones y
empresas de Azerbaiyán y de la región del Caspio para
trabajos de cartografía y medioambientales, servirán también
para ayudar a las compañías petroleras y también para actualizar informaciones geográficas”, asegura Bruno Bertolini, de Airbus.

La empresa emergente AzNanoFor presentó en este salón un
novedoso proyecto: iluminar las ciudades gracias a una cerámica que brilla en la oscuridad.

Mehmet Baris es uno de los responsables de la empresa:

“Utilizamos cerámica. Llevamos trabajando en este proyecto
ocho años, al final conseguimos un material que brilla gracias a la luz
del sol, a la luz natural, gracias a ello brilla en la oscuridad.
No consume energía o gas para brillar. Se trata de luz natural. Es para las ciudades pero también para iluminar carreteras o
todos aquellos lugares en los que no haya luz. Así que si necesitamos tener luz en medio de la nada, esto puede funcionar”, afirma.

Un total de 250 compañías procedentes de 23 países han participado en en esta nueva edición de Bakutel.