Última hora

Última hora

Bochum ya nunca será igual sin Opel

Leyendo ahora:

Bochum ya nunca será igual sin Opel

Tamaño de texto Aa Aa

Durante más de medio siglo el nombre de Opel y el de esta ciudad alemana han ido de la mano hasta que este viernes, un monovolumen compacto del modelo Zafira ha sido el último vehículo fabricado en esta mítica planta de la filial de General Motors.

La multinacional estadounidense decidió su cierre hace cuatro años porque los trabajadores no aceptaron su plan de competitividad.

“Realmente es un día triste, venir aquí y saber que este era el último turno, dejar todas tus cosas después de haber trabajado aquí durante tantos años. Además esta fábrica y, en consecuencia, la marca Opel tienen un fuerte arraigo en toda la región”, dijo la alcaldesa de Bochum, Ottilie Scholz.

Opel fue la salvación para miles de mineros que habían perdido su empleo durante la reconversión del sector en la cuenca del Ruhr, que empezó en la década de los sesenta.

La fábrica llegó a tener 20.000 trabajadores que dieron vida a modelos históricos como el Opel Kadett, el Opel Rekord o el Manta, sin olvidar otros más modernos como el Astra.

El plan social de la empresa prevé indemnizaciones de unos 125.000 euros de media para los 3.000 trabajadores.

De momento unos 700 seguirán fabricando piezas de recambio.