Última hora

Última hora

Dakar acoge el primer Foro Económico de la Francofonía

Leyendo ahora:

Dakar acoge el primer Foro Económico de la Francofonía

Tamaño de texto Aa Aa

El último informe de la Organización Internacional de la Francofonía asegura que 760 millones de personas hablarán la lengua de Molière en 2060, frente a los 220 millones que lo hacen en la actualidad. El 85% lo hará aquí, en el continente africano. África se convertirá en un lugar de intercambio económico de primer orden. Entonces, ¿cómo poner en marcha estrategias para los jóvenes que son parte de de ese crecimiento? Esa es la pregunta que hemos planteado a los líderes políticos y económicos que se han reunido aquí, en Dakar, para el primer Foro Económico de la Francofonía.

Según el presidente senegalés, Macky Sall, los países francófonos son “una fuerza económica que representa el 16% del producto interior bruto mundial, el 14% de los recursos naturales del mundo y el 20% del comercio mundial.

“En primer lugar no nos sorprende que los jóvenes africanos estén ansiosos por saber qué preparamos para su futuro. Ahora vamos a pasar a una etapa en la que todo el mundo intenta convertirse en empresario autónomo, porque África crece a una velocidad exponencial, tanto a nivel de población como de actividades económicas. Por lo tanto, es importante inculcar este espíritu emprendedor entre los jóvenes. Esto no es solo un trabajo de los Estados, sino que es una misión de todos porque es un valor cultural”, dice Jean Louis Ekra, presidente de Afreximbank.

“El mayor potencial de nuestro espacio regional, y más particularmente de nuestro espacio francófono, son los jóvenes. Mas del 60% de los jóvenes tienen menos de treinta años. Es una riqueza, y se convierte en riqueza cuando se tiene la formación de calidad apropiada para permitir a todos participar en el desarrollo del país. Es lo que sucede una vez que se tienen los ingredientes para su desarrollo, que son las infraestructuras”, dice el ministro congoleño de Planificación Especial, Jean Jacques Bouya.

Otro elemento a mejorar: la integración bancaria y financiera de los países francófonos. Las tasas bancarias son muy débiles en los países africanos francófonos. Habría que crear, por ejemplo, un organismo de supervisores bancarios así como una normativa de seguridad jurídica.

“Hoy en día es posible crear tu empresa en Senegal con 100.000 francos africanos en vez de con un millón, es ya un punto fuerte que permite ayudar a los jóvenes que tienen proyectos, para crear sus empresas. Es nuestra respuesta. Por una parte, reformas para que los jóvenes con proyectos creen sus empresas de una forma más fácil, y por otra, la mejora de los cursos de formación disponibles y adecuarlos lo máximo posible a las necesidades de los inversores para crear empleo. Una tercera parte de las reformas será la relocalización”, nos cuenta Moutaga Sy, presidente de Apix.

Para Evelyne Tall, del Ecobank de Senegal “Todos los países tienen que poner de su parte, y los políticos también tienen que decidir cómo formar, cómo orientar a esta juventud para conseguir un verdadero diálogo entre los jóvenes y el sector bancario. Es cierto que nuestra generación se dedicó a esperar la tierra prometida y sería inaceptable que la generación siguiente, la de nuestros hijos, no llegue nunca a esa tierra prometida”.