Última hora

Última hora

Falsas esperanzas

Leyendo ahora:

Falsas esperanzas

Tamaño de texto Aa Aa

El Banco Central Europeo (BCE) celebró su última reunión del año. La inauguración de su nueva sede en Fráncfort fue la mayor noticia, su política monetaria se mantiene sin cambios.

Nadie esperaba una rebaja de tipos, pero después del discurso de su presidente, Mario Draghi, ante el Parlamento Europeo, algunos analistas pensaban en un regalo de Navidad del regulador. Draghi decía semanas atrás que las medidas podían incluir la compra de deuda soberana. Sin embargo, al final nada de nada.

Tampocó hizo ningún regalo de Navidad para su economía el presidente ruso. Vladímir Putin. En su tradicional discurso sobre el Estado de la Nación puso en alerta a sus ciudadanos de los malos tiempos que se avecinan. Su ministro de Economía había sido, horas antes, mucho más preciso: “la economía entrará en recesión”.

Todo mientras el Reino Unido es incapaz de recortar su déficit público. En cambio, ayudará a los ciudadanos a reducir sus gastos.

Son los argumentos de esta edición de Business Weekly.