Última hora

Última hora

Nueva noche de tensión racial en EEUU a la espera de conocer la decisión sobre el caso Gurley

Nueva noche de tensión racial y protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos, mientras hoy se puede vivir otro momento clave. Un gran jurado decidirá si habrá juicio por la muerte de Akai

Leyendo ahora:

Nueva noche de tensión racial en EEUU a la espera de conocer la decisión sobre el caso Gurley

Tamaño de texto Aa Aa

Nueva noche de tensión racial y protestas contra la brutalidad policial en Estados Unidos, mientras hoy se puede vivir otro momento clave. Un gran jurado decidirá si habrá juicio por la muerte de Akai Gurley, afroamericano que falleció el pasado mes en Brooklyn de un disparo efectuado por un policía blanco. Oficialmente se ha descrito el hecho como un acidente.

Como preámbulo, las mayores ciudades del país, incluyendo Washington, Nueva York, Chicago o Miami, han sido escenarios de manifestaciones, con la mente en los casos de Eric Garner y Michael Brown, fallecidos en incidentes con policías blancos.

“Protestamos por las muertes de Eric Garner, Mike Brown y muchas otras injusticias cometidas. Necesitamos justicia. Necesitamos que la gente preste atención. Eso no puede seguir como si nada hubiese pasado”, explicaba uno de los asistentes mientras otra declaraba: “Si hacemos oír nuestras voces y permanecemos unidos, podemos cambiar las cosas haciendo que la gente sepa que esto tiene que parar. Tiene que parar ya. No debe haber más brutalidad policial. No se trata únicamente de la raza. Se trata de igualdad y del sistema judicial”.

Garner murió por asfixia durante su detención por parte de un agente, quien podría haberle estrangulado. Brown por su parte fue abatido con varios disparos. En ambos casos, no se presentaron cargos contra los policías, de raza blanca.

El departamento de Justicia investiga si hubo violación de los derechos civiles en alguno de los casos y prepara nuevas directrices para poner fin a la discriminación racial en las practicas de los agentes.

Al respecto, un grupo de expertos de la ONU ha dictaminado que existe una “preocupación legítima” ante la posibilidad de que exista cierta impunidad en los casos de brutalidad policial contra minorías como la afroamericana.