Última hora

Última hora

Los derechos de los niños conquistan el Nobel de la Paz 2014

Unidos por el Nobel de la Paz por un mismo combate: los derechos de los niños. Malala Yousafzai, es paquistaní, Kailash Satayrathi, indio. Ella lucha

Leyendo ahora:

Los derechos de los niños conquistan el Nobel de la Paz 2014

Tamaño de texto Aa Aa

Unidos por el Nobel de la Paz por un mismo combate: los derechos de los niños. Malala Yousafzai, es paquistaní, Kailash Satayrathi, indio. Ella lucha por el derecho de las niñas a la educación, él por la abolición del trabajo infantil. Un premio compartido entre los dos galardonados que proceden de dos “hermanos enemigos”, la India y Pakistán.

Punto de vista

La demanda de mano de obra barata y dócil para servicio doméstico, y para fábricas ha estado aumentando en muchos sectores

Malala Yousafzai es la premio Nobel más joven de la historia. Recién cumplidos los once años, comenzó a escribir un blog contra la campaña que llevaban a cabo los talibanes paquistaníes que niegan el derecho de las niñas a la educación. Y se convirtió en su bestia negra.

El 9 de octubre de 2012, interceptaron el furgón escolar en el que viajaba en Swat, su región natal, y le dispararon en la cabeza, acusándola de perjudicar el Islam. Gravemente herida, sobrevivió tras recibir tratamiento en Birmingham, en el Reino Unido, donde vive en la actualidad.

Malala se convirtió en un icono, sobre todo en el sur de Asia, donde 17,5 millones de niñas de entre 5 y 13 años no están escolarizadas.

Malala Yousafzai. Premio Nobel de la Paz 2014:
“Mi mensaje al mundo es que deberían tomárselo en serio, nunca deberían quedarse callados, porque esos niños necesitan nuestra ayuda. Si les olvidamos, si nos decimos que están lejos, que no nos afecta, no será cierto, porque si no acabamos con las guerras, se expandirán, si no acabamos con el terrorismo, se expandirá, y eso puede afectar a cada persona en este mundo”.

Kailash Satyarthi, 60 años, tiene a sus espaldas un largo combate contra el trabajo de niños indios en las fábricas de su país. Pide a la ONU que establezca como prioridad la abolición de esta realidad, que asegura, está al alza.

Kailash Satyarthi. Premio Nobel de la Paz 2014:
“Hemos visto en muchos países que el tráfico de niños ha aumentado. La demanda de mano de obra barata y dócil para servicio doméstico, y para fábricas ha estado aumentando en muchos sectores en el mundo. Y por eso la abolición de la esclavitud infantil debe ser la prioridad”.

En 1980 Kailash Satyarthi renunció a su carrera de ingeniero para luchar contra la explotación económica de los niños. En treinta años, su asociación BBA, Movimiento para Salvar la Infancia, ha liberado a 80.000 niños trabajadores en la India. Durante siglos, estos niños no han tenido ni voz ni rostro, por fin, dice, el premio Nobel les ha reconocido.