Última hora

Última hora

Merkel, la canciller inoxidable

Con poca o ninguna oposición dentro de su partido, Angela Merkel ha sido reelegida sin sorpresa por sus pares de la CDU. En estos momentos, la

Leyendo ahora:

Merkel, la canciller inoxidable

Tamaño de texto Aa Aa

Con poca o ninguna oposición dentro de su partido, Angela Merkel ha sido reelegida sin sorpresa por sus pares de la CDU. En estos momentos, la canciller cuenta con unos niveles de popularidad que envidiaría cualquier dirigente europeo.

Durante el último congreso de la formación conservadora, en 2012, Merkel se hizo con las riendas de la CDU con un 97,94% de los apoyos, el mejor resultado desde su llegada en 2000 tras la era Kohl. Nadie parecía capaz de hacerle sombra ni tener las espaldas y la notoriedad necesarias para tomar el relevo.

Después de tres mandatos, la principal baza de los conservadores sigue siendo la canciller en sí misma.

Pero además, Merkel también tiene el viento en popa en su país, a tenor de las cifras. Según una encuesta publicada el domingo, el 67% de sus compatriotas aprueban su gestión y el 56% querrían que repitiera una legislatura más.
El bajo número de desempleados y la férrea defensa de los intereses alemanes dentro de una eurozona en crisis, han contribuido enormemente a forjar su figura de líder frente a sus homólogos europeos.

En el escenario internacional, su nombre es sinónimo de obstinación. Inflexible a la hora de negociar, la canciller sigue dando lecciones a los “malos alumnos” de la UE, como acaba de hacer con Francia e Italia.
A menudo única mujer en las fotos de familia de los líderes mundiales, Merkel no pierde ocasión de decir lo que piensa, guste o no a sus homólogos.

Reelegida para un tercer mandato de canciller federal el 17 de diciembre de 2013, Merkel podría convertirse en la tercera canciller en permanecer cuatro legislaturas en el poder. Los otros dos, ambos de la CDU, fueron Konrad Adenauer, primer canciller tras la II Guerra Mundial, y Helmut Kohl, padre de la reunificación alemana.