Última hora

Última hora

Japón: las Abenomics del primer ministro, avaladas en las urnas

Japón: la política económica de Shinzo Abe, avalada en las urnas El primer ministro japonés logró renovar en las elecciones anticipadas del domingo

Leyendo ahora:

Japón: las Abenomics del primer ministro, avaladas en las urnas

Tamaño de texto Aa Aa

Japón: la política económica de Shinzo Abe, avalada en las urnas

Punto de vista

"Por ahora sólo he podido aplicar la mitad de mis medidas económicas. Mi deber es que sus beneficios lleguen a todo el mundo, y creo que estas elecciones me avalan".

El primer ministro japonés logró renovar en las elecciones anticipadas del domingo su mayoría de dos tercios en la Cámara baja del Parlamento, lo que le permitirá aplicar sus famosas “Abenomics” sin tener que preocuparse por posibles vetos de la Cámara alta.

Shinzo Abe. Primer ministro japonés:
“Por ahora sólo he podido aplicar la mitad de mis medidas económicas. Soy consciente de que hay mucha gente que aún no ha constatado sus beneficios, pero mi deber es que esos beneficios lleguen a todo el mundo, y creo que estas elecciones me avalan”.

Aunque ha sido una victoria por goleada, dada la falta de alternativas y la bajísima participación, no se trata de un cheque en blanco de los electores, que recibían con sentimientos opuestos la victoria de Abe:

“Ahora se tienen que ganar la confianza del pueblo y obtener resultados concretos de sus políticas. Tienen que hacer hincapié en la economía nacional para mejorarla”.

“No tiene mucho alcance. No ha sido una buena elección. Es el peor resultado posible”

Además de sacar a la economía de la recesión, el primer ministro ha anunciado su intención de proceder a la revisión de la Constitución nipona. En su punto de mira, el artículo que regula los procedimientos para reformar la Carta Magna y el que versa sobre la renuncia permanente de Tokio a la guerra.

Jeff Kingston. Director de estudios asiáticos de Temple University:
“Para la gente, el buen Abe es el que se centra en revitalizar la economía. Y eso está bien. Y el Abe malo es el que tiene demasiada prisa en proceder a un programa ideológico de revisión constitucional e histórica. Y esto será un problema”.

Planes que alimentan las tensiones con China y Corea del Sur. 70 años después de la victoria de Pekín y Seúl sobre el Japón Imperial, Abe quiere acabar con el pacifismo y dar paso a un compromiso indefinido de autodefensa colectiva.