Última hora

Última hora

Médicos Sin Fronteras: Ébola, Siria e impuestos a los terroristas

Van ahí donde la mayoría de nosotros nunca se atrevería a ir, lideran la batalla contra el Ébola, trabajan en zonas de conflicto en Siria, Irak

Leyendo ahora:

Médicos Sin Fronteras: Ébola, Siria e impuestos a los terroristas

Tamaño de texto Aa Aa

Van ahí donde la mayoría de nosotros nunca se atrevería a ir, lideran la batalla contra el Ébola, trabajan en zonas de conflicto en Siria, Irak, Nigeria, República Centroafricana o Ucrania.

Joanne Liu, presidenta de Médicos Sin Fronteras

  • La Doctora Joanne Liu ingresó en MSF en 1996 y se convirtió en la presidenta internacional de la organización en 2013.
  • Joanne Liu es médica especialista en cuidados pediátricos de urgencia.
  • Liu cuenta con una gran experiencia de trabajo en el terreno con MSF.
  • Su sueño de niña era unirse a una organización como MSF.
  • Joanne Liu nació en Québec, Canadá.

Médicos Sin Fronteras está en la primera línea en cuanto a atención médica de emergencia. Vamos a hablar sobre algunos de los lugares más críticos del mundo con la Presidenta de MSF Joanne Liu. Muchas gracias por acompañarnos en The Global Conversation.

Isabelle Kumar, euronews:

MSF recientemente puso el puño en la mesa de la Comunidad Internacional por su respuesta a la crisis del Ébola, advirtiendo de un doble fracaso. Por un lado, una reacción demasiado lenta al principio y después, una respuesta inadecuada. Ahora mismo ¿está satisfecha con la respuesta de la comunidad internacional ante esta crisis?

Joanne Liu:

“Decir que estamos satisfechos sería excesivo. Lo que sí quisiera decir es que la gente ha entendido nuestro mensaje, y está habiendo más organización. Ahora lo que necesitamos es más flexibilidad pues gran parte de la respuesta que se despliega hoy, corresponde a las necesidades de ayer. Hay que adaptarse a los cambios y a la actual situación. No estamos construyendo más de esos grandes centros de 100 o 200 camas de aislamiento para enfermos de Ébola. Ahora necesitamos centros más pequeños en las zonas rurales. Ese es el reto.”

Isabelle Kumar, euronews:

Usted ha estado en el terreno, ¿qué se siente al tener Ebola?

Joanne Liu:

“Creo que nunca olvidaré esas imágenes en mi vida. Durante mi último viaje visité una sala en la que había siete pacientes, tres de ellos estaban en un estado muy avanzado de la enfermedad. Se encontraban inconscientes habían sangrado por la boca y por el intestino. Estábamos muy preocupados por la situación médica. Lo que me pareció más angustioso fue ver a esas personas tan solas, sin sus seres queridos y nosotros con nuestros trajes espaciales alrededor de ellos, para cuidarlos. Ya que siempre me he dicho a mí misma que el ser humano no está destinado a morir solo.”

Isabelle Kumar, euronews:

Cuántas personas tendrán que morir antes de que cambie la situación porque han muerto más de 6.000 personas, y otras miles están infectadas, ¿Hasta dónde cree que esto va a llegar?

Joanne Liu:

“Es muy difícil de saber. Quienes han tratado de hacer proyecciones, nos han presentado el peor de los escenarios posibles. Se ha dicho que en 2015 podríamos llegar a un millón cuatrocientos mil casos, y yo no creo que lleguemos a ese punto. Pero el mensaje clave para mí hoy en día, es que a pesar de que en algunas zonas el número de casos ha disminuido, no hay que cantar victoria, pues tal vez hemos ganado algunas pequeñas batallas, pero no hemos ganado la guerra contra el Ébola.”

Isabelle Kumar, euronews:

Ahora mismo están probando nuevos tratamientos en algunas de sus clínicas. ¿Cómo están funcionando? ¿Cuándo podremos tener resultados?

Joanne Liu:

“Si todo va bien, este mes vamos a empezar las pruebas con al menos dos medicamentos antivirales con pacientes infectados, en dos de nuestros centros médicos en África Occidental. Lo haremos durante algunas semanas y esperamos tener los primeros resultados en el primer trimestre de 2015.”

Isabelle Kumar, euronews:

Y en cuanto a una vacuna que se está probando según creo en EE.UU., ¿es esa la mejor manera de luchar contra la enfermedad o cree que es posible técnica y físicamente contener la enfermedad sobre el terreno?

Joanne Liu:

“Cuando miro al futuro, creo que lo que va a parar la cadena de transmisión del ébola a gran escala es una vacuna. Y tenemos la esperanza de que esa herramienta esté disponible lo antes posible.”

Isabelle Kumar, euronews:

¿A qué se refiere cuando dice lo antes posible?

Joanne Liu:

“Esperamos tener en 2015 una vacuna disponible para quienes más la necesitan en África Occidental.”

Isabelle Kumar, euronews:

Hemos pedido a nuestra comunidad de internautas que participara en esta entrevista y hemos recibido muchas preguntas. Una de ellas es de Jen Schradie que pregunta: ¿Están recibiendo el apoyo que necesitan? Aunque creo que ya ha respondido a esa parte, y dice: ¿pero qué país está proporcionando el mejor apoyo para combatir el Ébola?

Joanne Liu:

“Estados Unidos se ha involucrado muchísimo en Liberia y ha proporcionado algunos centros. Creo que si lo comparamos con la primera promesa del presidente Obama, estamos un poco lejos de lo que prometió en septiembre, sin embargo están desplegando e invirtiendo medios. Tratamos de asegurarnos de que quienes han recibido fondos de EE.UU. van a ser flexibles, porque hoy en día ya no necesitamos esos 17 centros de 100 camas, pues probablemente necesitamos unos pocos centros de 25 camas en el área rural. Simplemente necesitamos adaptar los medios para satisfacer las necesidades.”

Isabelle Kumar, euronews:

Entonces, a largo plazo ¿qué impacto tendrá este virus? porque estamos viendo que las escuelas están cerradas, que la economía ha dejado de funcionar… ¿Cómo será el impacto general?

Joanne Liu:

“Nos llevará años superar esto. Las pérdidas en términos de vidas, en términos de infraestructuras. Creo que realmente todavía no podemos medir el impacto del Ébola. Es muy importante no centrarnos en nosotros mismos, porque aunque empezamos a ver algunos resultados positivos en el terreno y estamos poniendo todas nuestras energías en lograr una respuesta para el mañana, sin embargo las necesidades de hoy son como para echarse a llorar.”

Isabelle Kumar, euronews:

Esta es una de las principales emergencias a las que hacen frente, pero MSF trabaja en unos 67 países de todo el mundo. Sabemos que tienen equipos en Siria. Algo que les ha resultado muy difícil, pues el gobierno de ese país, el presidente Bashar al-Asad, no les ha permitido a sus equipos trabajar allí. Y sin embargo han logrado negociar en algunas zonas controladas por los rebeldes. ¿Qué situación están presenciando allí sus equipos?

Joanne Liu:

“En este momento tenemos muy pocos informes porque nuestra presencia es bastante limitada. Y eso es realmente preocupante pues sabemos que Siria está viviendo una de la mayores crisis humanitaria y para nosotros es una prioridad. Pero en este momento no somos capaces de responder a la magnitud de la crisis. Esa es la triste realidad.”

Isabelle Kumar, euronews:

¿Por qué, no permiten la entrada a sus equipos?

Joanne Liu:

“Bien, el problema es que no hay garantías de seguridad. No podemos proporcionar un entorno seguro si desplegamos allí un equipo.”

Isabelle Kumar, euronews:

Su grupo debe afrontar grandes dilemas morales porque sé que en el pasado, MSF tenía que pagar un impuesto a los militantes de Al-Qaeda vinculados al poder para poder operar en ciertas áreas. ¿Cómo evalúa una situación como esa?

Joanne Liu:

“Bueno, la realidad es que dondequiera que trabajemos estamos pagando impuestos. Si estamos trabajando con un gobierno y queremos importar bienes, como por ejemplo fármacos antirretrovirales en un país de África, no los puedes importar libre de impuestos. En todas partes hay que pagar. A veces hay un gobierno, otras veces nos encontramos con otro tipo de autoridad. Esa es la realidad en el terreno.”

Isabelle Kumar, euronews:

Debe ser difícil sopesar el bien y el mal, pues ustedes saben que el dinero que se colecta desde organizaciones como la suya, quizá no sea empleado para los mejores propósitos.

Joanne Liu:

“Siempre sopesamos nuestras acciones con el impacto que tendrán, y cuando creemos que podemos tener un impacto real y salvar vidas, negociamos una presencia con quien está en el poder.”

Isabelle Kumar, euronews:

Tenemos otra pregunta desde nuestras redes sociales y dice: ¿cómo se las arreglan para llegar a las zonas de conflicto?

Joanne Liu:

“Primero tratamos de entender la situación geopolítica, y después nos desplazamos. Hacemos lo que llamamos “misiones aspiratorias”, es decir, que vamos hablamos con todo el mundo y tratamos de explicar quienes somos y tratamos de conseguir garantías para poder desplegar nuestro trabajo, asegurándonos de que lo que vamos a hacer va a tener un impacto y responderá a las necesidades específicas en el terreno. Así suele ser la mayor parte del tiempo.”

Isabelle Kumar, euronews:

Ustedes también trabajan en Europa, por ejemplo en Ucrania. ¿Cómo es su trabajo allí desde que Kiev decidió retirar los servicios médicos del este del país?

Joanne Liu:

“Desde esa acción del gobierno ucraniano y desde el inicio del conflicto en mayo hemos proporcionado ayuda en diferentes instalaciones a ambos lados del conflicto, principalmente en términos de salud mental, porque nos hemos encontrado con que la población está muy traumatizada debido a los diferentes ataques.”

Isabelle Kumar, euronews:

¿Cuál sería su mensaje para el Presidente Poroshenko?

Joanne Liu:

“Creo que en este momento tiene que permitir el acceso a la ayuda y facilitar todos los trámites burocráticos y administrativos que son necesarios para…

Isabelle Kumar, euronews:

¿Les impiden llevar a cabo su trabajo?

Joanne Liu:

“Pues sí, un poco”.

Isabelle Kumar, euronews:

En su trabajo, la responsabilidad debe ser enorme. Me gustaría hacerle una pregunta de Lulu Nurrahmah que dice así :¿cuál es el problema más difícil que ha conocido y cómo lo resolvió?

Joanne Liu:

“Lo más difícil es cuando estamos en zonas en las que no tenemos la aceptación de la población. A veces en África occidental, nos hemos encontrado con que la gente no entendía lo que hacíamos y tenía miedo. Con el Ébola, por ejemplo, en un momento dado pensaban que les estábamos llevando el virus a ellos y nos rechazaban físicamente. Y eso es difícil pues nos damos cuenta de que a veces necesitamos tiempo para ser aceptados. Pero, por ejemplo, con el caso del Ébola, una enfermedad que tiene una tasa de mortalidad del 50% y si uno quiere actuar rápidamente no puedes permitirte tiene el lujo de esperar tanto tiempo. Pero sabemos que la aceptación de la comunidad es la clave para que nuestro trabajo sea un éxito.”