Última hora

Última hora

Alemania, desbordada ante la llegada de refugiados

Convertir contenedores en viviendas, una alternativa de emergencia que ha puesto en práctica Alemania para acoger a la mayor ola de refugiados de los últimos años. En 2014, cerca de 200.000 personas h

Leyendo ahora:

Alemania, desbordada ante la llegada de refugiados

Tamaño de texto Aa Aa

La Navidad en la escuela Elbinsel tiene otro acento. Nos encontramos en Hamburgo, en el norte de Alemania. Este espectáculo polifónico acoge voces venidas de Turquía, Siria y países con una creciente población forzada a huir.

Punto de vista

"Alemania no corre el riesgo de colapsarse"

Este centro se encuentra en un barrio con gran mezcla social, la llegada de nuevos refugiados ha aumentado este año, una tendencia que no cesa de crecer. Siria, Somalia, Eritrea son los países de origen más importantes. La mayoría de los recién llegados no habla ni una palabra de alemán.

Este día de Navidad, es el primer intento de inmersión linguística para estos niños.

Sigrid Skwirblies, profesora:
“La música es un lenguaje universal. En esta escuela la música es vital porque se ha convertido en un puente entre las diversas culturas, religiones y gentes. En tan solo unos días, comenzaremos las clases preparatorias para los niños y al mismo tiempo hemos concebido un proyecto musical para ellos. Solo queremos transmitirles que son los bienvenidos.”

Y de Hamburgo a Dresde en el sureste de Alemania. Allí, la acogida a este afluencia de refugiados tiene otro cariz. Cada lunes, grupos de extrema derecha organizan protestas contra la política de asilo de los Länder. En las pancartas pueden leerse eslóganes como “contra la islamización de Europa.”

Cuando las protestas comenzaron a principios de otoño, apenas reunían a un puñado de manifestantes, hoy, las secundan miles de seguidores de grupos de extrema derecha.

Heiko Habbe trabaja como consejero legal en un centro para refugiados jesuita. Para él, este tipo de manifestaciones están alimentadas por el miedo. Con su trabajo de campo en continuo contacto con la administración y el gobierno, Heiko trata de racionalizar los pro y los contra de este fenómeno.

Heiko Habbe:
“Alemania no corre el riesgo de colapsarse. Todo lo contrario, somos una nación económicamente muy fuerte. Podemos absorber este flujo de refugiados sin problemas. Los países limítrofes de Siria han acogido 3 millones en los últimos tres años. Si lo comparamos con Alemania, este año, ha habido 200.000 peticiones de asilo y ¿qué pasa? que la gente se manifiesta en las calles, es una vergüenza.”

Volvemos a Hamburgo. Desde el comienzo del otoño, cada mes llegan, aquí, unos mil refugiados. La ciudad ha tenido que improvisar una respuesta de urgencia rehabilitando contenedores. La municipalidad ha instalado a 1.300 personas en este parking de una autopista. La ciudad ha tenido que acelerar la construcción de nuevos habitáculos ante el aumento de la demanda en pleno invierno.