Última hora

Última hora

Revista Business del año 2014: Caída del petróleo por una guerra de precios

Leyendo ahora:

Revista Business del año 2014: Caída del petróleo por una guerra de precios

Tamaño de texto Aa Aa

¡Hace mucho tiempo que no se había visto una bajada tan acentuada de los precios del petróleo!

El descenso de la demanda y el incremento de la producción de crudo de esquisto son las dos razones principales de esta fuerte caída.

El año 2014, el crecimiento económico se ralentizó en China. Y una actividad plana en la eurozona amenaza a los países de la moneda única con una nueva recesión.

Como consecuencia, los países productores ofrecen al mercado un excedente porque entre ellos se disputan una mayor extracción a cualquier coste. Aunque la sobreproducción proviene sobre todo del nuevo petróleo en Estados Unidos.

La primera economía del mundo ha alcanzado recientemente una producción de 8.600.000 barriles diarios, que deben ser 9.500.000 en 2015. La dependencia de Estados Unidos del crudo ha decrecido del sesenta al treinta por ciento.

¡Para Arabia Saudí, un barril de Brent a sesenta dólares es un buen precio de mercado! Esta es la arriesgada apuesta de los saudíes para sacudir a los más débiles productores estadounidenses.

Esta caída de precios podría obligar a revisar algunos de los proyectos estrella de las regiones productoras, donde cerca de la mitad de la población tiene menos de veinticinco años y el desempleo juvenil es una causa mayor.

Las grandes obras en estos países se han financiado hasta ahora con un petróleo caro. Y los países del Golfo han calculado sus próximos presupuestos en función de un barril de entre 85 y 110 dólares.

“Arabia Saudí estima que hace falta sacrificarse a corto plazo para encontrar un equilibrio”, analiza el director de la revista francesa ‘Petróleo y gas árabes’, Francis Perrin. “Los saudíes piensan que, a medio y largo plazo, las cosas serán diferentes. Y Ryad posee reservas financieras muy importantes, con fondos soberanos y de su banco central. Por tanto, puede permitirse esperar unos meses. Algo que no es el caso para todos los productores dentro y fuera de la OPEP”.

El mayor impacto tiene lugar en aquellos países que, como Venezuela, Irán o Nigeria, se encuentran en una precaria situación financiera.

El coste para las empresas de transporte se verá reducido si hay una bajada permanente de precios. Las compañías de carretera, aéreas y marítimas reciben agradecidas esta factura más barata.

Aunque los mayores ganadores son los conductores de los países consumidores. En Europa, a pesar de las tasas por la gasolina, la bajada es buena para su poder adquisitivo. A los conductores estadounidenses, sin gravamen para los carburantes, aun les sale más a cuenta.

El derrumbe del precio del barril de Brent empezó en junio pasado, cuando todavía estaba en 115 dólares. Desde entonces y hasta mediados de diciembre, había perdido más del cuarenta por ciento de su valor. Su descenso ha sido imparable y su comportamiento el año que viene es incierto.

“Si los precios continúan cayendo en 2015 o si se mantienen a niveles bajos durante varios meses, sigue explicando el periodista Perrin, es posible que la OPEP reaccione el año que viene para que los sacrificos financieros de los países miembros de esta organización de productores no se prolonguen durante mucho más tiempo”.

Mientras los precios del crudo en los últimos años fueron altos, los países del Golfo aprovecharon para acumular suficientes reservas e invertir en la diversificación de su economía. La pregunta es cuánto tiempo estará dispuesta la OPEP a resistir con los precios bajos.