Última hora

Última hora

Los yihadistas capturan en Siria a un piloto jordano de la coalición internacional

EEUU y Jordania desmienten que el grupo Estado Islámico haya derribado cerca de Raqqa un avión de combate jordano de la coalición internacional, aunque admiten que el piloto ha sido capturado

Leyendo ahora:

Los yihadistas capturan en Siria a un piloto jordano de la coalición internacional

Tamaño de texto Aa Aa

¿Lo derribó el grupo Estado Islámico o cayó a tierra por un fallo técnico?

Punto de vista

El Secretario General pide a los captores que traten al piloto de acuerdo con la ley internacional. Obviamente, el Secretario General sigue la situación muy de cerca

Washington y Amán desmienten que un avión de combate jordano haya sido abatido en Siria en la zona controlada por los yihadistas. Lo que sí está confirmado es que un piloto de la Fuerza Aerea jordana ha sido capturado por los combatientes del autodenominado “Califato”. Ayer exhibieron al militar como un trofeo de guerra.

La ONU hace un llamamiento a los milicianos.

Stéphane Dujarric, portavoz de la ONU:

“ El Secretario General pide a los captores que traten al piloto de acuerdo con la ley internacional. Obviamente, el Secretario General sigue la situación muy de cerca, así como la evolución del conflicto en Siria y está profundamente preocupado por el continuo uso de la violencia y especialmente por los bombardeos de la población civil con barriles explosivos”

El grupo Estado Islámico afirma haber destruido el jet jordano con un misil termoguiado en las cercanías del cuartel general yihadista en Raqqa. Hasta ahora el EI nunca había alcanzado un avión de la coalición con este tipo de armamento.

Mientras en Homs y en Alepo- también en Siria-continúan los bombardeos de la aviación lealista sobre barrios residenciales en áreas controladas por los rebeldes. Son numerosas las denuncias del uso de armamento no convencional por parte del régimen de Al Asad. Como los temidos barriles explosivos, un arma tan letal como barata de fabricar. Son contenedores de metal rellenos de TNT o dinamita lanzados desde helicópteros de manera indiscriminada sobre las viviendas.