Última hora

Última hora

Temor al 'Brexit' británico de la UE ante un año de elecciones legislativas

Leyendo ahora:

Temor al 'Brexit' británico de la UE ante un año de elecciones legislativas

Tamaño de texto Aa Aa

El Nuevo Año en el Reino Unido trae también nuevas elecciones legislativas en mayo y la incógnita sobre si su desenlace acabará en un referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea. Es lo que ha prometido el primer ministro conservador, David Cameron, para 2017 si es reelegido.

Y lo que exige el líder del partido antieuropeo UKIP, Nigel Farage, que se erige en uno de los árbitros de la situación porque llegó en cabeza de las pasadas elecciones europeas. La posibilidad del referéndum y el momento en que se convoque despierta ya la inquietud entre los hombres de negocios británicos. En general, los empresarios están a favor de quedarse en el mercado común.

“Quiere decir que comerciar es más fácil, con menos papeleo”, defiende el gerente de la marca de bicicletas Bromptom, Will Butler-Adams, sobre pertenecer a la UE. “Nosotros comerciamos en muchos sitios del mundo donde es una auténtica pesadilla. No tener esta frustración, disponer de un mismo sistema de precios con un gran número de socios es realmente positivo”.

Pese a las críticas de la plaza de negocios de la City londinense a la burocracia de Bruselas, la mayoría de agentes de mercados tampoco quieren esta salida porque les cerraría la libre circulación actual de capitales.

“Sería realmente malo para Londres”, coincide en la City Justin Urquhart, jefe de desarrollo corporativo de Seven Investment Management. “Nos puede no gustar cómo opera la UE, pero si quieres cambiar un club tienes que estar en él. De lo contrario, les animaremos a hacer negocios entre ellos y sin nosotros”.

Otra cosa es lo que piensa la gente de la calle, con la explotación de los activistas antieuropeos del temor a la inmigración. Incluso en las filas conservadoras. Lo que parece casi seguro es que habrá un referéndum en 2017, o antes, y que algunos piensan incluso que es mejor celebrarlo para cerrar el debate esperando que gane el No.