Última hora

Última hora

El apellido Márquez es sinónimo de éxito en el mundo del motociclismo

Familia de campeones, la familia Márquez ha compartido sus pensamientos, experiencias, deseos… con nuestra compañera Cinzia Rizzi en Cervera

Leyendo ahora:

El apellido Márquez es sinónimo de éxito en el mundo del motociclismo

Tamaño de texto Aa Aa

Familia de campeones, la familia Márquez ha compartido sus pensamientos, experiencias, deseos… con nuestra compañera Cinzia Rizzi en Cervera, localidad natal del “rey de la velocidad”.

Dos veces campeón del Mundo de MotoGp y otras dos en las categorías inferiores. Con 21 años, Marc Márquez, el “piloto de las plusmarcas”, es un fenómeno del motociclismo y el orgullo de Cervera. Es un extraterrestre de las “2 ruedas” pero, en el día a día, un chico con los pies en el suelo; un piloto atípico que ha escrito la historia y que continuará haciéndolo.

Euronews: Marc, ¡felicidades por la temporada! ¿Te esperabas una temporada así?

Marc Márquez: Muchas gracias. Nunca te esperas una temporada tan buena, ¿no? Sí que, honestamente, me esperaba luchar por el título porque ése era el objetivo pero no me esperaba ganar 13 carreras, lograr 13 “poles” y ganar el título tan pronto pero sí que ha sido una temporada… casi perfecta.

Euronews: En 2008, antes de convertirte en campeón de Moto3, por primera vez, dijiste: “mi sueño es convertirme, algún día, en campeón de MotoGP”. Ahora que eres bicampeón… ¿cuál es tu sueño?

Marc Márquez: Sí, mi mayor sueño era intentar ser campeón de las tres categorías, ¿no? Y lo soy. Y de MotoGP en dos ocasiones, así que el sueño más grande que tenía ya lo he cumplido. Ahora quiero intentar luchar, cada año, por el título. Éste es el objetivo. Uno nunca se cansa de ganar. Pero quizá, también, una cosa que me gustaría hacer en un futuro es ayudar a algún joven piloto porque cuando eres joven, cuando eres un niño, es cuando realmente la familia necesita ayuda porque no todas las familias se pueden permitir el lujo de ayudar a sus niños.

Euronews: ¿Qué significa para tí ser comparado con grandes campeones como Doohan, Valentino Rossi o Agostini?

Marc Márquez: Es increíble porque son nombres que veías muy lejanos. Son leyendas del motociclismo y sobre todo, Valentino Rossi, que era mi héroe cuando yo era pequeñito. Yo lo veía y pensaba, “nunca podré llegar donde está él”. Y, al final, ahora estoy compitiendo contra él y aprendiendo muchas cosas. Y es algo que, al principio, me costaba mucho esfuerzo. Me costaba aceptar la situación pero ahora ya estoy más acostumbrado. Aunque siempre que te comparan con leyendas del motociclismo… supone un privilegio.

Euronews: Ahora mismo, ¿quién es tu rival más peligroso? ¿A quién temes más?

Marc Márquez: Bueno, para la próxima temporada, el más peligroso, en principio, es Valentino Rossi porque ha terminado en la 2ª plaza. Pero sé perfectamente que Jorge Lorenzo es un rival muy, muy peligroso porque cuando está centrado trabaja muy bien y es muy difícil de batir. Y, también Dani Pedrosa que, siempre es muy regular y, sin hacer mucho ruido, al final, siempre está luchando por el título.

Euronews: Pediste a tus padres, cuando tenías apenas 4 años, una moto. Pero, ¿por qué no un kart o algún otro vehículo?

Marc Márquez: Bueno, no lo recuerdo pero seguramente fue porque mis padres eran aficionados a las motos e iban a los circuitos. También ayudaban, ejerciendo de voluntarios, en un circuito cercano a mi pueblo y yo iba con ellos desde pequeño. Con apenas 1 ó 2 años ya frecuentaba los circuitos con ellos para ver motos y, seguramente, la afición me viene de entonces. Veía tantas motos que, al final, yo también quise tener una.

Pero, ¿qué le pasó por la cabeza a su madre cuando, con apenas 4 años, Marc pidió una moto de gasolina?

“Bueno, pensaba que sería solamente un capricho, como el de cualquier niño que pide algo a los “Reyes Magos”. Quería una moto de gasolina y pensé: “bueno, los Reyes Magos le traerán la moto de gasolina y en 3 ó 4 meses se le quitará la afición por la moto”, declara Roser Alentà, madre de Marc y Ález Márquez.

Euronews: ¿Cuál es tu mejor recuerdo?

Marc Márquez: A lo mejor es muy reciente pero es el de Valencia en 2014, cuando vi ganar a mi hermano el título de campeón del mundo. Yo ya había ganado, ya tenía la experiencia de haberlo hecho, y poder ganar ambos, en la misma temporada… esa experiencia de ver cómo tu hermano se convierte en campeón, ¡nunca se me olvidará! La experiencia, lo que se vive cuando tú ganas es muy diferente a lo que sientes cuando gana “alguno de los tuyos”.

Euronews: ¿Qué envidias de tu hermano? Algo que él tiene y tú no…

Marc Márquez: Pues, cuando vamos de fiesta… envidio su altura. Él es más alto.

“¡Anda, mira! Sí, sí, mi altura… pero a él, siendo más bajito le ha ido bien así que… ¡envidia sana!”, afirma jocoso su hermano Álex.

Marc Márquez: Entre hermanos, nos envidiamos pocas cosas porque prácticamente los dos tenemos lo mismo. Los dos vamos de la mano, siempre, a entrenar, de viaje, de vacaciones… y siempre es muy bueno tener un hermano que compite en motociclismo y puedes entrenar con él y compartir esta “filosofía de vida”.

“Envidio sus 4 títulos porque yo solamente tengo 1 título y cada piloto de la parrilla tiene envidia por el mismo motivo”, declara el menor de los hermanos Márquez.

El bicampeón del mundo de MotoGP tiene en Álex un punto de apoyo inestimable.

Marc Márquez: Hasta ahora nos ayudamos mucho. Si algún día coincidimos los dos en MotoGP… ¡ya veremos! Quizá entonces, tal vez, la información llegue con cuentagotas. Llegará menos información, ¿no? Hablando en serio, tanto si gana él como si gano yo, los dos nos alegramos igual. Pero, si algún día coincidimos, será buena señal y, ¡ya veremos cómo lo gestionamos entonces!

“¡Ojalá tenga algún día este problema!”, declara Álex Márquez. “Eso querrá decir que estoy en MotoGP y que estoy delante, luchando con él. Sería un sueño para mí que sucediera pero aún queda mucho para eso y prefiero no pensar en ello. Aunque, ¡ojalá algún día tuviéramos este problema!”, añade.

En el seno de la familia Márquez abogan por la cautela.

“De momento vamos a centrarnos en las carreras de Álex en Moto2 y las de Marc en MotoGP. Si, un día, el trabajo de Álex va bien y llega a competir con Marc en MotoGP… tendremos que “cruzar” los dedos y, ¡que gane el mejor!”, señala Julià Márquez, padre de los pilotos.

Euronews: Para ti la familia es muy importante. Ahora que te vas a mudar, ¿vas a echar mucho de menos a la familia, Cervera y a los amigos?

Márquez: Sí. Está claro que la familia siempre ha sido muy importante para mí y siempre hemos estado muy unidos. Pero, como en el caso de cualquier joven, llega un momento en el que quieres tener tu propia casa, tu propio espacio. Pero siempre hay un intervalo de tiempo para ello. No es algo que suceda de repente y que digas: “ahora me voy a vivir sólo”. Vamos a ver cómo va, poco a poco, y… ¡a lo mejor lo pruebo y decido volver a casa de mis padres, que allí se está muy bien!