Última hora

Última hora

Unas 300.000 personas muestran en Lyon su rechazo al extremismo

La marcha por la unidad de París en respuesta a los atentados ha tenido réplicas en diferentes lugares de Francia. Con 300.000 personas, Lyon ha

Leyendo ahora:

Unas 300.000 personas muestran en Lyon su rechazo al extremismo

Tamaño de texto Aa Aa

La marcha por la unidad de París en respuesta a los atentados ha tenido réplicas en diferentes lugares de Francia. Con 300.000 personas, Lyon ha albergado la segunda concentración más grande tras la de la capital.
.
“Ha habido manifestaciones en toda Francia, también aquí, en Lyon. Hay una gran multitud de gente de todos los colores, las condiciones, también de todas las generaciones. Hay verdaderamente una muestra de solidaridad”, explica para Euronews Laurence Alexandrowicz.

Una ciudadana asegura que “hacía mucho tiempo que no me manifestaba pero creo que no me podía contener, era absolutamente necesario estar aquí, para participar, para ver que no estamos solos en absoluto, para arrimar el hombro, para mostrar que no tenemos miedo”.

Algunos no han dudado en dar calificativos a los autores de los crímenes tildándolos de “gente miserable a la que han lavado el cerebro”. Pero también miran hacía dentro y creen que ha habido errores: “Hemos fracasado en el sistema educativo y en nuestra República por no haber integrado a la gente para que se adhiera a nuestros valores republicanos.”

Para los ciudadanos de diferentes países acogidos por Francia los ataques han sido especialmente duros. Un ejemplo es esta mujer que llegó huyendo de Argelia: “En el fondo de mi corazón muy enfadada. No he dejado de llorar a Charlie y a sus seguidores. Tengo lágrimas fluyendo por mi alma y que lloran a esta Francia que se incendia. Yo viví cosas así en Argelia y no quiero que le ocurra a Francia.”

En la marcha, españoles que recordaban algunas similitudes con su dictadura: “Hemos conocido un periodo donde no había ninguna libertad y en el que se mataba en nombre de Dios y nos acordamos todavía de todo eso.”

Con el sentimiento islamófobo latente, muchos musulmanes tienen completa confianza en que no se convertirán en el punto de mira por los ataques. “Confiamos en nuestro país, no tenemos miedo. Los franceses son lo suficientemente inteligentes, somos los suficientemente inteligentes para afrontar esto”, sostiene uno de ellos.

Tras el peor atentado islamista en nueve años en Europa, Francia ha demostrado unidad y firmeza para levantarse y afrontar la pesadilla del radicalismo.