Última hora

Última hora

A Torres se le hicieron cortos los 90 minutos en el Bernabéu

Leyendo ahora:

A Torres se le hicieron cortos los 90 minutos en el Bernabéu

Tamaño de texto Aa Aa

El Atlético de Madrid le tiene tomada la medida a su vecino. El equipo de Simeone ha dejado al Real Madrid sin Copa del Rey meses después de haber hecho lo propio con la Supercopa española. El dicho de “Noventa minutos en el Bernabéu son muy largos” no tuvo efecto en el cuadro colchonero, que eliminó en octavos de final a los blancos por 4-2 en el global del cruce tras empatar a dos a domicilio con un protagonista, Fernando Torres.

El ‘Niño’ no brilló de sobremanera pero firmó los dos goles para celebrar su regreso al campo del eterno rival tras su periplo por el Reino Unido e Italia. De hecho, le sobró con dos minutos, uno al comienzo de cada parte, para dejar su impronta.

Tras la derrota de la ida, el Real Madrid llegaba apelando al Bernabéu, al espíritu de Juanito y a las mágicas remontadas del pasado. El Atlético lo hacía con algo más sólido, una ventaja de dos goles fruto de un partido serio e intenso, demasiado intenso para algunos, en el primer duelo.

Aún así, los vigentes campeonas no daban la eliminatoria por perdida, pero no había pasado ni un minuto de partido cuando los visitantes atajaron cualquier intento de salida en tromba por parte de los madridistas con un tanto del hijo pródigo. En una jugada bien hilvanada Antoine Griezmann se llevó el balón ante un Pepe incapaz de despejar y desde la izquierda cedió a Torres, quien dentro del área solo batió a Keylor Navas.

Casi sin saber cómo, a los de Ancelotti les tocó volver a empezar, ya 0-3 por debajo en la eliminatoria. Se hicieron con el control del balón, cerraron al Atlético y pusieron un centro tras de otro. Al principio sin dar la impresión de hacer que los colchoneros se sintiesen incómodos, pero rondando el área rival una y otra vez y ganando poco a poco profundidad, hasta que por fin llegó el empate.

El autor de la igualada fue Sergio Ramos, con un cabezazo a los 20 minutos. Kroos colgó una falta que Oblak, al chocarse con Godín, no acertó a despejar y el de Camas, tras recolocarse en el área, remató después de ganar la posición al resto de la zaga rojiblanca.

El empate sirvió de bálsamo para el Real Madrid, que hizo más patente su dominio, dejando eso sí una puerta abierta atrás que los de Simeone trataron de aprovechar al contraataque. Pese a algún susto, el Real Madrid rozó el segundo en varias ocasiones, especialmente por medio de Cristiano Ronaldo, que vio como primero como un remate franco era despejado por Suárez y después un cabezazo acababa en córner tras impactar en Juanfrán.

Sin embargo, los voluntariosos ataques locales, con mención especial para Benzema, Bale, Isco y Carvajal, siguieron chocando con la defensa rival o careciendo de fortuna y el Atleti capeó el temporal e incluso vio como Torres probaba suerte con un disparo lejano, demasiado cruzado, antes de llegar con empate al descanso.

En la segunda parte, la historia se volvió a repetir. En el primer minuto de la reanudación un pase herrado de Ramos fue recuperado por Griezmann, quien inició un contraataque con un Real Madrid totalmente descolocado. El francés cedió de nuevo a Torres, que tras recortar ante Pepe lograba su particular doblete.

No obstante, esta vez el cuadro de la Castellana no logró embotellar a su rival. Lo intentó, pero si rehacerse ante un gol en el primer minuto es difícil, hacerlo dos veces lo es aún más. El Atlético rozó el tercero en otro contraatque ante los blancos, que trataron de mantener la posesión del balón, aunque con más dificultades que en los primeros 45 minutos.

La esperanza regresó a Chamartín en el minuto 54, nuevamente en forma de empate, esta vez firmado por Cristiano Ronaldo. El reciente ganador del Balón de Oro se adelantó a Godín en un centro de Bale y poso el 2-2 en el marcador.

A partir de ahí el choque se mostró más roto. El Real Madrid lo intentó, gozó de alguna ocasión, pero el empuje ya no erá el mismo y la entrada de Jesé por James no supuso un gran cambio. El Atlético, ya más adelantado, siguió por su parte dando algún que otro susto a la contra, aprovechando las imprecisiones rivales, pero sin grandes alardes, jugando con el cronómetro y una ventaja que a cada minuto se hacía más insalvable para los de casa.

De hecho, los últimos minutos corrieron con el balón mayoritariamente en posesión de los visitantes, que no sufrieron para cerrar su pase a cuartos. El Real Madrid, que soñaba con el ‘sextete’ a principio de temporada, ya ha visto como el Atleti le ha privado de dos de los seis títulos en juego.