Última hora

Última hora

El franco suizo se sitúa en paridad con el euro y condena a los hipotecados de Europa del Este

Leyendo ahora:

El franco suizo se sitúa en paridad con el euro y condena a los hipotecados de Europa del Este

Tamaño de texto Aa Aa

La nueva libertad del franco suizo decidida por el banco central del país sigue sacudiendo al mercado y a las familias de Europa del Este y Central que suscribieron sus hipotecas en esta moneda. El cambio con el euro se ha estabilizado en torno a la paridad, después de que el jueves el franco suizo llegara a apreciarse un treinta por ciento. Este viernes, la apreciación era del veinte. Los grandes perdedores son las empresas exportadoras helvéticas y los grandes ganadores los asalariados cuyos sueldos se han revalorizado.

“Para mí es una noticia excelente, para las vacaciones, para las compras”, se felicita este portugués residente en Ginebra. “Yo voy muy a menudo de compras a Francia. Es mucho más barato que en Suiza. ¡Y, ahora, todavía será más barato! ¡Hay que aprovechar la oportunidad!”.

En cambio, a pie de calle los grandes damnificados son los ciudadanos de algunos países europeos que contrataron hipotecas en francos suizos porque los intereses eran más bajos aunque variables. En Polonia, la actual apreciación es un drama para centenares de miles de familias en un momento en que la moneda local pierde el veinte por ciento de su valor.

“Hay un riesgo firmando un hipoteca como esta”, recuerda el analista polaco Marcin Krason, de Real State. “Lo hicieron 560.00 personas. Pagaron unos intereses muy bajos durante unos años, luego un poco más y los malos tiempos han llegado ahora”.

Otros países afectados en el centro de Europa son Croacia y Hungría. En el primer caso, el Gobierno de Zagreb acaba de anunciar que protegará a los 60.000 particulares que suscribieron estos créditos.

En Hungría, donde había un millón de familias con este mismo problema, el presidente Viktor Orban hizo aprobar una ley en noviembre pasado que establece un cambio fijo entre el forinto y el franco suizo. Algo que evita ahora las consecuencias de que el forinto se haya devaluado un treinta por ciento en las últimas horas.

En Francia, por otra parte, quienes sufren una situación similar son los ayuntamientos y regiones que firmaron préstamos parecidos.