Última hora

Última hora

No tengas miedo

Leyendo ahora:

No tengas miedo

Tamaño de texto Aa Aa

Acudir a un psicoterapeuta para superar miedos y fobias es algo muy normal. Sin embargo, existen métodos alternativos ligados a la pedagogía. Estos son algunos ejemplos. Uno de estos métodos de aprendizaje se llama PAF, por sus siglas en inglés, que traducimos por “Asociados contra el miedo”.

Este método consiste en canalizar la energía provocada por el miedo para utilizarla en desarrollar la creatividad y la inteligencia. Vamos a Rumanía para ver cómo funciona.

Rumanía: Los monstruos son mis amigos

María tiene 5 años y vive en Oradea, Rumanía, al oeste de Transilvania. A esta niña le dan miedo los fantasmas, las arañas, los monstruos… y la oscuridad. Cuando era más pequeña tenía muchas pesadillas. Sus padres buscaron por Internet un método simple y eficaz que les ayudara a superar sus miedos. Un método que además fuera atractivo y lúdico.

“Antes me daban miedo los fantasmas. No podía quedarme sola, porque tenía miedo que viniera a atacarme un esqueleto. Si venía un esqueleto entonces gritaría…¡hahah ! “

Andrea Chirilă, la mamá de María, éligió un método basado en un juego que consiste en transformar a los peores enemigos en amigos del alma.

“Antes que nada hay que identificar los factores que desencadenan los miedos del niño. Después, hay que encontrar la manera de superar y eliminar lo que le atemoriza. Algunos métodos funcionan en forma de juego y consisten precisamente en atraer la atención del niño hacia lo que le asusta, hacia los fantasmas, en el caso de María. “

Este es el desafío del método PAF desarrollado por Simona Iacob Le Roy, especialista en educación y autora de varios libros sobre el tema.

A través del juego, el canto, el dibujo o la palabra, el niño aprende a dar sentido a las cosas y así distinguir las situaciones inofensivas, de otras realmente peligrosas.

“El método PAF, asociados contra el miedo, se dirige a los padres y consta de cuatro etapas. Primero hay que identificar el miedo, y entenderlo para después analizar las reacciones del niño y sus mecanismos de defensa. Después vamos a crear actividades estimulantes, para que el niño, poco a poco, aprenda a tener más confianza en sí mismo.”

Simona, Andrea y su hija suelen conectarse a menudo mediante skype, para compartir nuevos juegos y trucos.

“Por ejemplo, hemos hecho muchos fantasmas que hicimos desaparecer con un aspirador.”

A las pocas semanas, el método PAF da sus primeros frutos. María ha cambiado y en vez de temblar ante la idea de un monstruo, ahora juega a cazar fantasmas. Y sabe cómo controlar su imaginación.

El método PAF se utiliza en diferentes guarderías y colegios infantiles en Francia y también en Rumanía. Y le da la oportunidad a muchos niños de afrontar las cosas con aplomo y crecer sin miedos.

Portugal: curarse en salud contra el temor al doctor

Veamos otro método para superar el miedo y hacer que los niños afronten lo que más temen. Pero cómo trabajar con niños que tienen miedo, por ejemplo, de ir al médico. Visitamos un hospital en Portugal que ha desarrollado un nuevo método para combatir la ansiedad.

En este centro hospitalario del norte de Portugal, todos los cirujanos no tienen aún su diploma… pero eso no importa pues el paciente al que hay que operar es un payaso.

Hoy todo el personal juega a los médicos para enseñarle a estos niños que ingresar en un hospital no tiene porqué ser tan espantoso. Y para convencerles se han cambiado los papeles, como nos cuenta António:

“Me he puesto los guantes para para cambiar la cura y después la he quitado.”

Desde el año 2013, en este hospital se organizan jornadas de puertas abiertas para que los niños puedan familiarizarse con un entorno que muchos consideran ansiogénico. Y según esta enfermera jefe, Mónica Macedo, el cuerpo médico trata de acabar con los tópicos.

“Cada vez que nos acercamos a ellos tienen miedo. No quieren participar en el tratamiento y se sienten en peligro. Para ellos somos una amenaza y temen que les hagamos daño.”

Pero una cosa es cierta, el hospital, visto de cerca no da tanto miedo. Y por eso tan interesante este tipo de experiencia, según nos explica la profesora Margarida Rodrigues :

“ Después de este taller, los niños dejan de tener miedo cuando van al dentista, por ejemplo. Y, de vuelta al colegio se sienten orgullosos pues ya no tienen miedo. Además reciben un carnet de buen paciente. “

Después de pasar por el quirófano, jugar al escondite y dar unos pasos de baile, de vuelta al colegio infantil cada uno contará a su manera lo que ha retenido de esta visita.

“Juntos reflexionamos sobre cómo superar los miedos, prosigue Margarida. Algunos dicen que cierran los ojos o que miran a otra parte cuando, por ejemplo, les van a sacar sangre. Otros se ponen a llorar. Y entonces hablamos de todo eso.”

Este hospital va a tratar de organizar más talleres para niños. Desde ya trabajan en un blog dedicado a los más pequeños.

Suiza: Miedo a volar en avión

Según las estadísticas, el avión es el medio de transporte más seguro. Sin embargo, muchas personas no quieren ni oir hablar de subirse a un avión. En Suiza, para superar esta fobia, proponen cursillos de seguridad aeronáutica para subir al cielo en total confianza. Vamos a verlo.

Desde hace unos 20 años, muchos aeropuertos porponen cursillos anti-estrés. “Volar sin perder la cabeza” es precisamente el eslogan de los seminarios que organiza aquí en Ginebra una compañía aérea suiza.

Fabienne Regard, que antiguamente también le tenía miedo a los aviones, propone un cursillo en tres etapas: empiezan en tierra, con una visita guiada de la aeronave en compañía del comandante de a bordo.

“ ¿Quién tiene miedo al avión ? Pues, los hombres de negocios, por ejemplo, porque suelen estar acostumbrados a controlarlo todo y sin embargo en el avión tienes que confiar en otro, no puedes pilotar tú mismo. También están los claustrofóbicos, que sienten que les falta el aire, o temen sufrir un ataque de pánico y sentirse mal.”

Veerle Van Meir es una de las candidatas a perderle miedo al avión:

“Me tiemblan las piernas, tengo la impresión de que voy a desmayarme… No puedo controlarme.”

Stéphane Query es monitor en esta sesión anti estrés:

“Se trata de controlar el estrés. La persona tienen que entender que es dificil tener miedo cuando uno está relajado. Lo que quiere decir que vamos a tratar de controlar los nervios mediante la relajación del cuerpo. Por ejemplo, en caso de un ataque de pánico, la cabeza no puede funcionar con normalidad, por lo que hemos de relajar los músculos y todo el cuerpo para volver a un estado normal. Y lograr también salir del confinamiento de uno mismo para abrirse a los demás, para que el nerviosismo disminuya todo lo posible.”

Los talleres prosiguen: técnicas de relajación, terapia de grupo, entrevistas personalizadas. Durante la sesión, el piloto Luc Wolfensberger responde a las preguntas de todos y cada uno.

Las personas que tienen miedo a volar en avión analizan cada ruido y cada idea que se les pasa por la cabeza, por lo que se montan una película. Yo trato de aportar un aspecto racional, trato de explicar que un avión, siempre que tenga velocidad y altitud, vuela.

Tras las últimas instrucciones, llega el momento de despegar de verdad. Los participantes vuelan a Zurich, un vuelo de apenas 30 minutos.

Doris Luong Ba – Meier sale contenta con los resultados:

“Es mi primer vuelo despue´s del curso. Todo ha ido muy bien, estaba muy contenta en el avión e incluso nos reímos mucho, ni si quiera me he dado cuenta de que el avión temblaba y se agitaba.”

Y a Muriel Rerat se le ha hecho corto:

Al hacer la ida y la vuelta tan rápido, sabes que no va a pasar nada, así que estaba muy relajada.”

Y usted, ¿tienen algún miedo o fobia particular ? ¿Cómo consiguió superarlo? Envíenos sus comentarios a las páginas de nuestras redes sociales. Hasta pronto.