Última hora

Última hora

Lassana Bathily, el héroe discreto

Tiene 24 años, es musulmán practicante y nació en un pueblo de la provincia de Kayes, en el noroeste de Mali. LLegó a París en 2006, donde se reunió

Leyendo ahora:

Lassana Bathily, el héroe discreto

Tamaño de texto Aa Aa

Tiene 24 años, es musulmán practicante y nació en un pueblo de la provincia de Kayes, en el noroeste de Mali. LLegó a París en 2006, donde se reunió con su padre y estudió artes aplicadas. Lassana Bathily es ahora un héroe en Francia, una situación que le abruma un poco.

El pasado 9 de enero estaba en el supermercado de Vincennes donde trabaja desde hace 4 años cuando Amedy Coulibaly irrumpió en el establecimiento armado hasta los dientes. Bathily tuvo el reflejo de esconder a seis clientes, entre ellos un bebé, en la cámara frigorífica. Después, huyó en el montacargas y proporcionó a la policía información fundamental sobre lo que ocurría de puertas para dentro.

Lassana Bathily:
“Ya sea cristiano, ateo o musulmán…alguien que mata así es inhumano y terrible. No escondí a judíos, escondí a seres humanos. No se puede dejar que maten a un ser humano inocente así.”

Cuando llegó a Francia, Lassana comenzó la interminable travesía por el desierto que viven los sin papeles. En 2009 estuvo a punto de ser expulsado del país, pero regularizó su situación dos años más tarde. Con el permiso de residencia en el bolsillo, buscó y consiguió trabajo. Solicitó formalmente la nacionalidad francesa el pasado julio.

Lassana Bathily:
“Es un país que me gusta porque aunque no tengas nada, aunque no tengas papeles, ni dinero tienes atención médica. Francamente es un buen país. Me gusta mucho Francia.”

Sin la hazaña del supermercado, es más que probable que hubiese tardado años en obtener la nacionalidad francesa. El número de naturalizaciones ha disminuido drásticamente en los últimos años, desde que el gobierno conservador de Nicolas Sarkozy implementó una política de inmigración más restrictiva.

Para hacerse con el pasaporte francés hay que cumplir requisitos cada vez más estrictos de edad, de residencia, de integración profesional, y aún así, a veces no es suficiente.