Última hora

Última hora

Grecia: sanidad y educación bajo mínimos

La educación y la asistencia sanitaria son la columna vertebral de toda sociedad. En Grecia, los problemas en ambos sectores vienen de lejos, pero la

Leyendo ahora:

Grecia: sanidad y educación bajo mínimos

Tamaño de texto Aa Aa

La educación y la asistencia sanitaria son la columna vertebral de toda sociedad. En Grecia, los problemas en ambos sectores vienen de lejos, pero la crisis los ha agravado.
Padres, estudiantes y profesores coinciden en que la enseñanza está lejos de ser una prioridad para los políticos. Con la crisis, el sector educativo ha sufrido recortes brutales, incluidos los sueldos de los profesores.

Nikos y Maria son profesores de secundaria. Tienen 4 hijos. Como padres y profesores, conocen bien la situación en la educación griega.

Nikos Katsoulis:
“Todas las familias numerosas, incluyendo la nuestra, tenemos muchos problemas para llegar a fin de mes. También todos los profesores, pero muchos de nosotros lo somos por vocación.”

María Politi:
“Yo creo que la enseñanza en Grecia se basa en la buena voluntad, la fe y el tesón que ponen los profesores en cambiar las cosas y dar a los niños la mejor educación posible. Y los padres, por su parte, intentan hacer lo mismo.”

Las cosas son aún más difíciles para los profesores obligados al paro técnico. Nikos, profesor de artes gráficas, lleva un año y medio esperando volver al trabajo.

Nikos Kiriakidis. Profesor de artes gráficas:
“No sé ni a dónde ir. He estado mucho tiempo en casa, ocupándome de asuntos familiares. Me he dedicado a limpiar, a cocinar y a mandarle comida casera a mi hija que es estudiante en Salónica y a ayudar a mi hijo, para no acabar tomando antidepresivos. Para no sentirme inútil o creerme que estaba haciendo mal mi trabajo.”

Ahora lo que Nikos quiere es que las cosas mejoren. Para él, uno de los principales problemas de la educación griega es la falta de visión.

De visión, pero también de dinero, añade Dimitris, universitario de la generación “Austeridad” como él mismo dice. Los estudiantes tienen enormes expectativas en el próximo gobierno.

Dimitris. Universitario:
“Esperamos una financiación consecuente. Grecia es uno de los últimos países de la UE y de la zona euro en gasto y servicios en educación.”

Las cifras lo confirman: en 2012 Grecia destinó un 4,1% de su PIB en educación, mientras que el promedio en la Unión Europea fue del 5,26%.

Pero la crisis ha causado aún más estragos en el sector sanitario.
Desde hace unos años, los grupos más vulnerables, como los ancianos con problemas de salud, por ejemplo, pagan más por menos servicios.

“La sanidad, afirma esta anciana, se ha venido abajo. No hay médicos, los medicamentos son más caros y los que tienen un precio aceptable son genéricos, y eso hace que algunas personas enfermen. A veces la gente no compra pan para poder comprar medicamentos.”

Desde hace años, el gasto sanitario se ha reducido prácticamente en mil millones de euros en tres años.
Paralelamente, el desempleo se ha disparado.

Evangelos Fragouilis. Médico generalista
“En Grecia, la asistencia sanitaria pública está vinculada con la situación laboral. Hubo una ola masiva de cerca de 2 millones de personas que perdieron sus puestos de trabajo y por tanto, su seguridad social. “

Los tijeretazos salariales a los médicos es otra consecuencia de la crisis.
Miles de facultativos se han ido de Grecia en busca de mejores perspectivas laborales.

Evangelos Fragoulis:
“En los últimos 6 años, desde que se celebró el Consejo de Medicina de Atenas, 7.500 médicos se han ido al extranjero, principalmente al Reino Unido, Escandinavia y Alemania, en busca de un trabajo mejor.”

Aunque la austeridad impone la agenda, la población griega cree que la educación y la sanidad deberían ser prioritarias para cualquier gobierno.

euronews, Nikoleta Drougka:
“Los electores griegos irán el domingo a las urnas hastiados y descorazonados. El deterioro de la sanidad y la educación les hace sentirse ciudadanos de segunda clase. Lo que esperan por tanto del próximo gobierno, es que haga que esa sensación desaparezca con acciones.”