Última hora

Última hora

Byanyima (Oxfam): "La desigualdad extrema no es un accidente, es el resultado de decisiones"

Leyendo ahora:

Byanyima (Oxfam): "La desigualdad extrema no es un accidente, es el resultado de decisiones"

Tamaño de texto Aa Aa

El Programa Alimentario Mundial proporciona comida a más de dos millones de personas en los países del oeste africano fuertemente golpeados por la epidemia del ébola: Sierra Leona, Liberia y Guinea.

La epidemia ya se ha cobrado más de 8.000 vidas y su propagación sigue siendo una grave amenaza para la seguridad alimentaria.

“En las áreas del ébola, encuentras a gente que el año pasado no tuvo cosechas y hay menos comida disponible para muchas comunidades de los tres países afectados”, recuerda la directora ejecutiva del Programa Alimentario Mundial, Ertharin Cousin. “Y donde la comida está disponible, los precios han aumentado de forma considerable. Los más probres, los más vulnerables, no tienen acceso porque es cara”.

La respuesta global a la peor epidemia del ébola de la historia es uno de los temas principales del Foro Económico Mundial de Davos, con las organizaciones de ayuda humanitaria presionando para que estas ayudas se mantengan.

“La ONU dice que el ébola podría erradicarse este año”, explica la enviada especial de Euronews a Davos, Sarah Chappell. “Aunque se probara que es posible, el nocivo efecto económico de la epidemia tardará años en superarse”.

Por otra parte, el jefe de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder, advierte de que estos tres países ya tenían un mercado laboral frágil antes de la epidemia.

“Hasta la semana pasada, nosotros formábamos parte de una misión de la ONU en estos tres países. Nuestra estimación, que es provisional porque no conocemos cómo van a continuar las cosas, es que podría haber una caída del doce por ciento del Producto Interior Bruto como media entre Sierra Leona, Liberia y Guinea”.

La economía africana tiene que seguir creciendo de forma importante en 2015. El Banco Mundial prevé que la región subsahariana lo haga en un 4,6 por ciento. Aunque en una estimación anterior era de un cinco. La diferencia se debe al ébola y a la caída de los precios de las materias primas.

Para ampliar estas informaciones, Euronews entrevistó en Davos a Winnie Byanyima, directora ejecutiva de la ONG de lucha contra la probreza en el mundo Oxfam y copresidenta del Foro Económico Mundial 2015.

Isabelle Kumar, euronews:
Winnie Byanyima, muchas gracias por estar con nosotros. Oxfam acaba de publicar un informe en el que se dice que el uno de los más ricos van a acaparar más del cincuenta por ciento de la riqueza mundial. ¿Cree que se puede cambiar esa tendencia?

Winnie Byanyima, Oxfam:
“Sí, se puede revertir esta tendencia porque la desigualdad extrema no es un accidente, es el resultado de decisiones. Y las decisiones políticas correctas pueden darle la vuelta”.

euronews:
¿Cree que la están escuchando aquí, en Davos?

Winnie Byanyima:
“Sí, tienen que hacerlo. Porque a los líderes empresariales y políticos les interesa una sociedad estable donde puedan obtener ganancias y gobernar bien. Así que los líderes empresariales y políticos están empezando a entender el mensaje. Y ese mensaje es que la desigualdad extrema está aumentando rápidamente y si no se invierte esa situación. Es malo para el crecimiento, no podemos erradicar la pobreza, es malo para la gobernanza y es malo para el bienestar de las sociedades”.

euronews:
Si analizamos crisis como la del ébola, que ha golpeado a los países de África occidental, parece una ironía trágica que la riqueza esté en manos de pocas personas cuando sería tan útil para ayudar a países como Sierra Leona, Liberia y Guinea.

Winnie Byanyima:
“Desde luego. Una de las formas de reducir la desigualdad extrema es fijar un sistema fiscal global. A menos que las empresas que explotan las minas en Liberia y Sierra Leona paguen lo que les corresponde de impuestos, estos países no tendrán los recursos que necesitan para poner en pie sistemas de sanidad pública que puedan prevenir crisis como la del ébola”.

euronews:
¿Y cree que la gente aquí se va a comprometer a dar dinero a esos tres países?

Winnie Byanyima:
“No es una cuestión de recaudar. El FEM (Foro Económico Mundial) no es una conferencia de donantes. Es una red de trabajo. Podemos construir el consenso en torno a ciertas cosas, como celebrar este año una cumbre sobre los impuestos en la que la comunidad internacional se ponga de acuerdo en arreglar el sistema fiscal global, o en destinar más recursos a la sanidad y a la educación públicas para que sean gratuitas para todos. Estos son asuntos de consenso entre las empresas y los Gobiernos”.

euronews:
Y, por último, echemos un vistazo a África. ¿Podría decirme una zona en la que deposite grandes esperanzas este año y una en la que sea menos optimista?

Winnie Byanyima:
“Soy optimista porque ahora África está teniendo cifras positivas y fuertes de crecimiento. Esto es bueno, es positivo y espero que continúe. Pero no soy muy optimista cuando veo que ese crecimiento lo captura en gran parte una élite política que trabaja en estrecha colaboración con las multinacionales. Cuando veo que esta riqueza que se está creando, no está mejorando la vida de la gente corriente, no está creando puestos de trabajo ni dándoles salud y educación. Tenemos que hacer más para que esos recursos lleguen a la gente”.