Última hora

Última hora

Los judíos de Francia ante el dilema de emigrar a Israel

En París, la comunidad judía continúa de duelo, traumatizada por el atentado terrorista en una tienda de alimentación kosher que se cobró cuatro

Leyendo ahora:

Los judíos de Francia ante el dilema de emigrar a Israel

Tamaño de texto Aa Aa

En París, la comunidad judía continúa de duelo, traumatizada por el atentado terrorista en una tienda de alimentación kosher que se cobró cuatro vidas.
Además del dolor, está el miedo al antisemitismo en el país con la mayor comunidad judía de Europa.

Allí cerca, en otra tienda kosher esta mujer expresa su preocupación:

“En Europa, en todo caso, hay un movimiento que nos hace pensar que el antisemitismo aumenta. Y no sólo en Francia. No pensaba que esto ocurriría tan rápido en Francia . Es cierto que, desde la historia de Ilan Halimi yo me quedé muy traumatizada. Después ocurrió lo de Toulouse. El marido de mi hija es de Toulouse y cuando uno va a esa ciudad, se da cuenta de que muchos jóvenes no quieren quedarse allí. Nadie quiere vivir allí y los jóvenes tienen miedo.”

Tras el crimen antisemita de Ilan Halimi en 2006 o el ataque terrorista a una escuela judía en Toulouse en 2012, cada vez más miembros de la comunidad judía de Francia se plantean instalarse en Israel.

Y a pesar de las medidas de seguridad para proteger las escuelas judías, sinagogas y otras instituciones, la idea de emigrar a Israel toma forma cada vez más precisa entre muchos judíos de la diáspora en Francia.

La Agencia Judía para Israel, Aliyá, ayuda a quienes desean emigrar a Israel.

El año pasado emigró un número récord de 7.000 judíos franceses. Es decir más del doble que en 2013.

Daniel Benhaim, director de la Agencia Judía para Israel, explica que muchos dejan Francia por motivos económicos o familiares. Aunque admite que las recientes protestas anti-israelíes y los atentados en Francia pesan también en la decisión de emigrar.

“En general, después de ese tipo de suceso, se intensifican las inscripciones en nuestras jornadas de información. Así fue este verano. Las manifestaciones en Sarcelles y ante la sinagoga de la Roquette, los gritos de ‘muerte a los judíos’ en la plaza de la República son cosas que dejan huella. Podemos pensar que esos sucesos están relacionados con el conflicto entre Israel y Palestina, pero yo creo que hoy en día, muchos judíos piensan que ese conflicto no es más que un pretexto. Hay un odio a los judíos que casi se expresa abiertamente en público. O al menos, yo diría que se ha vuelto un fenómeno mucho más presente y eso es lo que engendra un gran malestar.”

Pero, ese tipo de inquietud ¿es motivo suficiente para emigrar a Israel?

Olivia conoce bien Israel. Allí vivió un año y suele ir de vacaciones o por su trabajo. Vive en la Provenza, es judía y sus hijos van a un colegio judío. Hace tiempo, ella y su marido consideraron la posibilidad de mudarse a Israel o a Estados Unidos. Tras los atentados terroristas en París siente que quizá haya llegado el momento de hacerlo.

“Cuando ocurre algo grave intento encontrar una solución. Lo mismo hago con mis hijos o a nivel profesional, cuando algo no funciona, voy a poner remedio. Por eso, ahora siento como si tuviera que encontrar una salida… Sin embargo, yo no controlo la situación ni a nivel gubernamental, ni de instituciones, ni desde el punto de vista de la seguridad. ¿Qué puedo hacer yo a nivel individual? La solución puede parecer sencilla: regresar a Israel, hacer el Aliyá. Pero los días pasan, uno vuelve a sus actividades cotidianas y se da cuenta de que no es fácil tomar la decisión. Y además eso no va a arreglar las cosas y sobre todo…. ¡Yo soy francesa!”

600.000 personas integran la comunidad judía de Francia. Es la tercera más grande del mundo, después de Israel y EE.UU..

El Primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu ha reiterado su invitación a los judíos franceses a emigrar a Israel. Invitación que muchos criticaron por oportunista, a pocas semanas de las parlamentarias en Israel. Aunque, otras voces, consideran que Israel les ofrece un refugio seguro.

Roger Cukierman es presidente del CRIF, Consejo Representativo de las Instituciones Judías Francesas:

“Comprendo que muchos judíos quieran irse. Las cifras aumentan rápidamente y me parece que eso va a seguir así. Porque cuando uno tiene hijos, tiene dos opciones o bien les inscribe en un colegio francés de la República, donde son insultados por los hijos de inmigrantes, o bien les inscribe en un colegio privado donde tienen protección del ejército o de la policía. Y eso no es agradable, vivir bajo la amenaza, con hombres armados con metralletas para protegerles.”

Pierre Stambul encabeza el sindicato francés judío para la Paz. Según él, los políticos ultraconservadores de Israel tienen mucha culpa del aumento del antisemitismo y del alarmismo entre la población judía de Francia.

“Hay toda una serie de propagandistas que dicen: Los judíos están en peligro, estamos ante una nueva “Noche de los cristales rotos”, no están seguros, emigren a Israel. Y en primer lugar, me parece que si hay un país en el que los judíos no están seguros, es Israel o al menos ese será el caso si se sigue martirizando y negando la existencia del pueblo palestino. No tiene sentido decir que estamos en vísperas de otra “Noche de los cristales rotos”, o decir que hay un fuerte antisemitismo en Francia. No es verdad. Es cierto que en Francia existe el racismo. Hay corrientes racistas en determinados ámbitos. Ahora, el racismo afecta a árabes, negros y gitanos. Y hoy día también afecta a los judíos. Y eso es muy peligroso. Tenemos que luchar todos juntos contra todas las formas de racismo.”

La lucha contra el racismo y la exclusión ha sido durante mucho tiempo el principal objetivo de Elie Buzyn.

Superviviente de Auschwitz, Buzyn ha dado muchas charlas y conferencias a estudiantes para explicarles los horrores de los campos de exterminio nazis.

70 años después de la liberación de los campos de concentración, las ironías del destino hacen que Buzyn vuelva a hablar de antisemitismo.

“Yo creo que la gran mayoría de la población francesa no es antisemita, sino que es realmente abierta y demócrata, dice Buzyn. Por eso creo que el actual antisemitismo nace de pequeños grupos muy organizados y estructurados. Y si no conseguimos una solución para controlar esos grupos, entonces el antisemitismo podría propagarse.”

Estas imágenes de la Marcha Republicana en solidaridad con las víctimas de los ataques terroristas contra Charlie Hebdo han dado la vuelta al mundo.

Para la hija de Elie Buzyn, esta marcha encierra un mensaje de unidad contra de todas las formas de racismo y de terrorismo.

“En la manifestación llevé una enorme bandera francesa y de pronto, tuve como un momento de revelación en el que me dije a mí misma: No es posible, no podemos dejarles este hermoso país. Mis abuelos maternos vinieron de Polonia antes de la guerra. Mi padre vino a instalarse aquí en Francia. Ahora hay un levantamiento a favor de la libertad de expresión. Yo estaba en la Plaza de la Bastilla y me dije : creo que nunca he tenido menos ganas de irme de Francia. Lo que quiero decir es que esos atentados no han logrado amordazar la libertad de expresión, pues lo hemos visto con la respuesta internacional que despertó el asesinato de los dibujantes y periodistas de Charlie Hebdo. Pero que los judíos tienen miedo es un hecho, y lo que tampoco pongo en duda es que están muy ligados a Francia, o por lo menos ese es mi caso. Pienso que mis lazos con Francia se han reforzado con todo esto.”

Para la diáspora, el Aliyá es una idea sublimada de retorno a Israel que está en las bases del sionismo.

Ese viaje idealizado hacia la Tierra Prometida, podría traducirse en un viaje inmóvil al quedarse en Francia, tierra prometida para la libertad de expresión.